La oficialización de la barbarie en México


La violencia, la muerte, el terror y la brutalidad que padecemos en México actualmente, la oficializó Felipe Calderón. Cuando desde Los Pinos, el “presidente de las manos limpias” gozando de toda la seguridad del Estado mexicano para él y su mustia familia, (seguridad que le negó a la sociedad), declaró “la guerra contra el narco”. 
Esa absurda declaración, empoderó al crimen organizado en todos sus rubros. 
Así pues, ya creado el “enemigo” todo lo que hacía el desquiciado panista que usurpaba la presidencia, lo justificaba de manera magistral. 
Los misteriosos comandos paramilitares exterminaron a los narcotraficantes tradicionales. Repartieron “las plazas” a dos bandos antagónicos, bandos creados por ellos mismos, para que la violencia fuera permanente, y el terror aumentará sistemáticamente de tal manera que paralizará a la sociedad del miedo. 
Esta perfectamente bien planeada y perversa jugada, no sólo derribaba un par de pinos, hacia chuza: 

Instauraba el terror, un estado de sitio, un estado policial, que so pretexto de la “lucha anti crimen” desarmaba a la sociedad de sus derechos humanos, derechos y garantías constitucionales; paralizaba regiones enteras, las despoblaba, provocaba éxodos masivos de mexicanos aterrados que dejaron atrás su esfuerzo y el de sus generaciones. “Casualmente” las zonas más ricas en hidrocarburos, han sido el epicentro de esta violencia que no da tregua. 
Quien pudiera decir la verdad, la prensa, esta amordazada. En muchos casos la mordaza se volvió mortaja. Se acabó la osadía en el medio, están en total indefensión.
La fortaleza del crimen organizado, radica directamente en la sólida estructura política. Política que obedece órdenes del exterior desde donde se avala nuestra falsa democracia. 
Estamos hablando de un par de sexenios y una mitad del presente. Pero el cambio de colores como resultado de las contiendas electorales, ya no significa ninguna permuta en favor de la sociedad y el país, sino que siempre termina favoreciendo a ese pequeño porcentaje en el que se concentra la riqueza mundial. 
Pero lo más lamentable, es que esta historia, se sigue repitiendo. 
La pregunta es: ¿hasta cuándo? 

  

Somos unos transmisores 

img_2122

Reflexion… 
¡La necesidad nata de todo ser vivo de comunicarse! en especial del ser humano… por esa capacidad excepcional que podríamos llamarle: razonamiento. 
Meditando sobre la comunicación, una de mis pasiones, me imaginé que somos unos pequeños transmisores y receptores a la vez. Me refiero al tamaño así, en comparación con la grandeza del universo. 
¿Nos comunicamos adecuadamente? ¿Son eficaces nuestras transmisiones? ¿Somos receptores abiertos? 
El éxito de nuestras vidas, es proporcional a la capacidad de comunicación que tengamos. La mayoría de nuestros problemas son porque transmitimos de manera fallida. 
Los artistas por ejemplo, en sus diferentes ámbitos, son excelentes transmisores de lo que quieren comunicar. Una pintura de Rembrandt, por ejemplo, nos cautiva con tan solo mirarla, es una carga de energía, emociones y sentimientos que plasmada en una obra de arte nos despierta los sentidos. Una obra de Wagner, Mozart, Beethoven, nos transmiten tantas cosas, su inspiración artística, es una poderosa manera de transmitir, de comunicarse, de hacernos vibrar. García Márquez, otro ejemplo, nos transporta con sus letras a donde él quiera, y después de aquel viaje de fantasía en el que nos sumergía en las páginas de sus novelas, no eres el mismo, te hace crecer, regresas con más luz. 
La mayor parte de nuestros problemas, es a causa de nuestra errada manera de comunicarnos. Por más receptores abiertos que existan, si no tenemos capacidad de transmitir, no vamos a llegar a ningún lado. Quien no se sabe comunicar de ninguna manera, tan solo está vegetando, o peor que eso. 
Las personas somos inalámbricas. Una mirada dice más que mil palabras, una mirada te puede hacer vibrar; yo pienso que los ojos es nuestro más poderoso transmisor y receptor. La sonrisa, es una llave maestra. De la manera que sentimos vibramos, y esa energía llega a quien la dirigimos. Todo esto es posible sin ningún contacto físico. ¿Les ha pasado que están pensando en alguien y de pronto esa persona se manifiesta “casualmente”? Pues no hay tal casualidad, nuestro pensamiento es muy poderoso y existió una conexión más allá de la distancia y fue lo que provocó la coincidencia. Coexistimos.   
Nunca hay que dar por sentado que las personas: “ya saben lo que siento”. No. Si piensas eso, eres un transmisor fallido. 
¡Háblale! ¿Te cuesta trabajo hablar? 

¡Escríbele! ¿No sabes escribir? 

¡Sonríele! ¿No te sale una sonrisa? 

¡Mírale! ¿No puedes mirarle? 

¡Tócale! ¿Te avergüenza tocarle? 

¡Estás muerto en vida entonces! Y lo que transmites es esa incapacidad de demostrar, de dar, de ofrecer, estás dejando en claro tú apatía, y que tu egoísmo es mucho mayor que tu bondad. ¿Quién se va a sentir seguro a tu lado, si eres un transmisor de incertidumbre? 
Hay que afinar nuestra capacidad de comunicarnos. La plenitud de nuestras vidas, depende de eso. 
Jesús es un poderoso transmisor y un receptor totalmente abierto. Su pensamiento, sus palabras, sus obras, su mirada, su sonrisa, sigue vigente, porque es vida, desde otra dimensión, desde otro plano, ha trascendido, su energía aún se siente. Nosotros debemos de ser unos receptores abiertos, más allá de cualquier dogma y doctrina para comprenderlo sin prejuicios. 
El “yo soy el camino, la verdad y la vida” tienen un significado que las religiones han deformado. 
•Yo soy el camino: Es un poderoso transmisor y se refiere a la comunicación, nos está enseñando cómo. 
•La verdad: La congruencia que hay que tener, con nuestra vida, pensamiento y actos. 
•La vida: Se refiere a la energía que dejamos como legado de nuestra presencia aquí en este plano, y la fuerza con que trascendemos desde otras dimensiones, desde otros planos desconocidos para todo mortal y que llamamos muerte. 
Deseo haberles transmitido algo positivo hoy; esto es el fin de comunicarles mi reflexión. 
Buen domingo.
MC

Para entender a Cuba 


El país más valiente de Latinoamérica es Cuba. Si, esa pequeña isla del Caribe con sus paradisiacas playas y con una situación económica terrible. 
Cuba es el símbolo de la verdadera independencia, de la soberanía y la dignidad de un pueblo. 
Imagínense ustedes que ninguna tienda de tu ciudad te puede vender nada, ni medicinas, nada. Esto como consecuencia de tu valor para defender tu familia y tu terreno. Y quien sea sorprendido vendiéndote algo o comprándote algo, será severamente sancionado. 
Consigues como puedes semillas de trigo, maíz, siembras hortalizas y crías algunos animales de granja para el consumo de tu familia. Obvio no produces tanto trigo para que se desperdicie el pan, así que lo racionas a tus hijos. Lo mismo con todos los alimentos que produces. Algunos de tus hijos te reclamarán, otros se sentirán orgullosos de ti y tu dignidad. Por necesidad, un miembro de la familia tiene que prepararse como médico, y hasta producir sus propias medicinas con sus precarios medios, recuerda que nadie te vende ni una aspirina. 
Mientras esto sucede, quien te impuso ese cruel bloqueo espera que revientes y vayas a pedir perdón. Te pone como ejemplo de una familia mediocre, pobre y fracasada, se mofan y burlan de ti. 
Pero tú sigues creyendo en la igualdad, en la libertad, en el respeto. Sigues trabajando arduamente y uno de tus hijos el doctor de la familia es solicitado por un vecino para que le cure una enfermedad, tú lo permites por humanidad. Si esa humanidad que a ti te han negado todos. 
Uno de tus hijos, de los más inconformes se siente preso en esa cárcel que tú no construiste, te tilda de loco y te abandona. Se va con el vecino más rico, el que a ti te tiene en la miseria. El vecino que tiene muchos hijos drogadictos y que según el pelea con quienes producen y les venden la droga, pero que los apoya en lo obscuro. Tu hijo se fue con el vecino que tiene controlado todo, que crea conflictos con los vecinos y cuando todo es un caos llega a poner orden y aprovecha para saquear sus bienes. Tu hijo ahora está del lado del vecino que fabrica armas que les vende a los vecinos a los que les crea conflictos para que se maten entre hermanos. 
Otro de tus hijos sale de tu casa pero regresa cuando quiere, porque el vecino rico que te tiene oprimido le paga para que hable mal de ti. Ese hijo te traiciona y va por las casas de los vecinos que viven controlados por el vecino rico a decirles que tu papá no te deja salir y que en tu casa viven en la pobreza, que nunca hagan lo que hizo su papá, que no se unan, que sigan obedeciendo al rico. 
Algunos hijos de los vecinos han muerto de hambre, sin embargo los tuyos no. Nadie come hasta el hartazgo, pero come lo suficiente para vivir sano. Muchos de los hijos de tus vecinos no saben leer ni escribir, sin embargo en tu casa todos lo hacen. En las casas de los vecinos se roban y matan entre hermanos hasta para robarse la droga, son adictos y cada vez lo son más. En tu familia no hay esos problemas, quizás habrá diferencias pero no llega esos brutales extremos. 
Algunas de tus hijas, deslumbradas por lo que alcanzan a ver de los vecinos, han sucumbido a la seducción del dinero o cosas que no hay en tu casa por el bloqueo y han sido víctimas de la prostitución. Es la forma de vida de los hijos del vecino rico.  
Muchos vecinos te critican y creen que eres un loco por vivir así, que eres un fracasado y quieren que finalmente accedas a todo lo que el vecino rico quiere para que tus hijos gocen de la “libertad” de la que gozan los suyos y que tengan acceso a todas las cosas que les ofrece el rico. 
Algún vecino valiente osado y muy capaz, con mucha facilidad para persuadir a los demás vecinos de detener la corrupción, la violencia y la desigualdad que genera el vecino rico, que estaba unido a ti, fue asesinado. Otros vecinos con tus mismas ideas libertarias, también han sido asesinados. 
— Así es la vida en Cuba. La mayoría al hablar de socialismo, lo intuye como una amenaza, pero no es así. ¡Pobre Cuba! El cruel embargo económico, los ha dejado inmersos en aquel 1959, y eso es una injusticia. 
Para entender:
•El socialismo es que el petróleo sea una fuente de ingresos para la sociedad y que se beneficie el país en general, utilizando los recursos públicos en salud, educación, cultura, infraestructura y que esto sea el motor del crecimiento colectivo, sin que por ese motivo se limite a nadie a producir más, esto se sumaría en beneficios sociales. 
•El capitalismo es que el petróleo sea extraído en sociedad con voraces empresas privadas que nos dejaran un mínimo de utilidad que no alcanzará para cubrir las necesidades básicas para que una nación crezca. Entonces crearán impuestos para sostener una clase política que vela por los intereses de los inversionistas extranjeros; una clase política que gusta de vivir en la opulencia. Como el ingreso obtenido de nuestros recursos es poco después de compartirlo y los impuestos no alcanzan a cubrir el despilfarro político, mejor se va a privatizar todo, el que quiera un servicio que lo pague y como esto era obligación del gobierno, bastará con algunas reformas a la constitución para evadir legalmente a esa responsabilidad y listo. Como los extranjeros nos prestan todo el dinero que quieran los políticos, siempre estamos endeudados. En síntesis, las ganancias son privadas y las pérdidas públicas. —
Ojalá y algunos logren comprenderme, y otros más… orientarme. 
  

La SCJN, la marihuana y el verdadero problema 


La medida tomada en torno a la marihuana ayer en la SCJN (suprema corte de justicia de la nación) es una medida cosmetológica ante el flagelo del narcotráfico. 
La SCJN validó el uso “lúdico” (se refiere a todo aquello propio o relativo al juego, a la diversión) de la mariguana, su siembra y para consumo personal, sin incluir su comercio, suministro o distribución. Solo para cuatro quejosos que cuentan con un amparo. “Ningún caso supone la autorización para realizar actos de comercio, suministro o cualquier otro que se refiere a la enajenación y/o distribución de las sustancias aludidas”. 
Es un tema muy profundo, que conlleva diferencias de ideas y costumbres. 
Pero si alguien cree que legalizando la marihuana se acota el poder del narco y crimen organizado, está en un error. 
Las drogas de mayor consumo en las múltiples tienditas que hay en todo lo largo y ancho del país y que proliferaron en los sexenios panistas, lo que menos venden es precisamente la marihuana. El verdadero negocio son las drogas de diseño, como el nefasto cristal, la piedra y en segundo lugar la cocaína. 
Los adictos a la marihuana son los menos ofensivos. 
 Tipos de efecto de la marihuana:

Efectos medicinales: Los efectos de la marihuana medicinal son beneficiosos para el tratamiento antiemético en quimioterapia, la esclerósis múltiple, depresión, dolores crónicos, fibromialgia, caquexia,sida, síndrome premenstrual, migrañas, glaucoma, epilepsia, artritis y afecciones reumatoides, etc. Existen, cada vez más, numerosos estudios sobre el cannabis como medicamento que alentan a los investigadores a seguir sus experimentos.

Efectos psicotrópicos: 

Los efectos espirituales de la marihuana provocan una sensación de bienestar, buen rollo y sugerente euforia que hace que todo se ralentice. Los colores crecen al igual que el sentido del tacto y del oído. La memoria presente se escapa. Una vez más, recordamos que estos efectos – y/o otros – se darán o no (y en mayor o menor intensidad) dependiendo de la combinación de cannabinoides y terpenos presentes en la marihuana.

José María Mendiluce, dice sobre el consumo de marihuana: “superador de timideces varias, facilitador de sensualidades, relajador de rigideces y tensiones, estimulante para el deleite musical, incitador de creatividades diversas, motivador de la comunicación de intimidades, calmante de agresividades, promotor de amistades inolvidables, contribuyente para vidas maritales exitosas, generador de ilusiones benignas, compañero de viajes irrepetibles, activador de recuerdos olvidados, amnésico para torturas del pasado, inductor de nobles pensamientos… Antídoto de la intolerancia, esta planta de la diversidad… es un elemento de concordia y paz. 
Fuente: https://www.alchimiaweb.com/blog/efectos-marihuana/

Yo no estoy a favor de ninguna adicción, pero alarmarse por esto lo considero como ignorancia. El alcohol y el tabaco por ejemplo, son más dañinos y se venden en cualquier lugar. 
Pero veamos el grave daño que provoca el cristal y que es la droga de mayor consumo gracias a las políticas ambiguas del PAN. 

Efectos a corto plazo: 
* Incremento del ritmo cardíaco, presión sanguínea y temperatura corporal
* Dilatación de las pupilas
* Patrones de sueño perturbados
* Nauseas
* Comportamiento extraño, errático, a veces violento
* Alucinaciones, hiperexcitabilidad, irritabilidad
* Pánico y psicosis
* Convulsiones, espasmos y muerte a causa de altas dosis.
Efectos a largo plazo: 
* Daño irreversible a los vasos sanguíneos del corazón y el cerebro, alta presión sanguínea que lleva a ataques al corazón, apoplejía y muerte
* Daño renal, pulmonar e hígado
* Destrucción de los tejidos de la nariz si es inhalada
* Problemas respiratorios (respiración) cuando se fuma
* Enfermedades infecciosas y abscesos si se inyecta
* Desnutrición, pérdida de peso
* Grave deterioro de los dientes
* Fuerte dependencia psicológica
* Psicosis
* Depresión
* Pérdida de memoria. 
Además el horroroso aspecto de la metanfetamina de cristal se refleja en rostros con cicatrices y prematuramente envejecidos de quienes la consumen.
•Cuando se consume la metanfetamina de cristal crean una sensación falsa de bienestar y energía, y de esa forma, la persona tenderá a exigir a su cuerpo más de lo debido. Por lo tanto, los consumidores de drogas pueden experimentar una grave “caída” o colapso físico y mental después de que pasen los efectos de la droga. Debido a que el consumo continuo de la droga disminuye la sensación natural de hambre, los consumidores pueden experimentar una extrema pérdida de peso. Los efectos negativos también pueden incluir: trastornos del sueño, hiperactividad, nauseas, delirios de grandeza, aumento de la agresividad e irritabilidad.
•Los usuarios pueden sufrir daño cerebral, incluyendo pérdida de memoria y una incapacidad incrementada de comprender pensamientos abstractos. Los que se recuperan están normalmente sujetos a lagunas de memoria y cambios de humor extremos. 
La mayoría de sicarios actualmente están bajo en influjo del cristal o la piedra cuando cometen esos aberrantes crímenes. 
En México tenemos una juventud enferma, y no hay un verdadero frente para evitar el consumo. Se gasta muchísimo más en armamento so pretexto de un combate que es pura simulación que en la prevención y el tratamiento para quienes están atrapados en ese infierno del consumo de las también llamadas drogas meth las más peligrosas del mundo, por sus efectos y poderosa adicción. 
Un tema bastante amplio y polémico que da para mucho más. 
Creo que se está magnificando y distorsionando la decisión de la SCJN, que no es para tanto. El verdadero problema está intacto. 

México y el nuevo orden mundial 


México y el nuevo orden mundial 
 
La globalización es la manera de controlar todo él urbe; la globalización es la herramienta para imponer un nuevo orden mundial. Pactos, tratados, agrupaciones, fondos económicos y monetarios son regidores a favor de las leyes y formas que se tienen que seguir para terminar de imponer este nuevo orden, todo en favor de los más grandes capitales del mundo.  

 
En México cada vez es mayor el descontento social. 
A todos nos afecta las malas decisiones del gobierno, porque no son decisiones en beneficio de la sociedad, no representan ninguna solución a nuestros problemas y necesidades más elementales. Estas decisiones del gobierno obedecen al nuevo orden mundial, y se deben de imponer en un falso marco democrático, y si esto no funciona, se generan conflictos por medio de infiltraciones de la CIA y se crean ambientes de inestabilidad que generan climas hostiles, violencia y guerras como instrumentos de control social. 
• Salarios bajos 

En México no habrá salarios dignos, porque en el nuevo orden mundial decidieron que seriamos un país de obreros mediocres y mal pagados. Nos han convertido en una enorme fábrica de automóviles. Se necesita mano de obra barata para que la mayoría de las utilidades se queden en manos de los capitalistas. La reforma laboral, está diseñada en favor de este nuevo sistema.  

 
•Desempleo 

El fantasma del desempleo es una acción deliberada. De esa manera garantizan la mano de obra barata; hay miles de personas con mucha necesidad esperando ser contratados por lo que sea para poder sobrevivir. 
•La inflación 

Es otra herramienta del gobierno para subir los precios de los bienes y servicios, además de la canasta básica, afectando el poder adquisitivo de los trabajadores, haciendo insostenible la manutención de una familia con un solo miembro trabajando. Los mexicanos tenemos que vivir al día, nuestro nivel económico no crecerá. Recordemos que somos una nación diseñada desde el exterior para ser proveer mano de obra barata, nada más. 
•Educación

En México no se necesitan universidades para todos, porque estamos diseñados para ser únicamente proveedores de mano de obra. Con una educación básica es suficiente para mantener una línea productiva de obreros, no necesitan más. La cultura para los obreros es un problema para los inversionistas. La reforma educativa, y los conflictos magisteriales no son una casualidad.
•El abandono del campo

México no es un país productor de alimentos, es un país consumidor. Como el nuevo orden mundial estableció que México sería una gran fábrica de automóviles, lo que necesitan son obreros y no campesinos productores. No es casualidad que donde anteriormente habían hectáreas produciendo, ahora sea solo monte abandonado. Lo único que se produce aquí es lo que se exporta en su mayoría y que beneficia a quienes comercializan y no a los productores originales. Los ranchos más productivos son los que tienen rentados empresas extranjeras. 
•El crimen y el narco 

La criminalidad en México se ha fortalecido debido a que su combate es una simulación. El narco ha sido el pretexto perfecto para desplazar a poblaciones enteras en beneficio de empresas extranjeras que extraen metales preciosos e hidrocarburos. El que los Zetas tengan asolada precisamente toda la región donde está asentada la Cuenca de Burgos que es un yacimiento rico en gas shale, no es casualidad. La guerra contra el narco en Ciudad Juárez, ha despoblado el Valle de Juárez, otra región donde existe un yacimiento rico en gas shale, tampoco es casualidad. El crimen organizado se ha convertido en el brazo armado del neoliberalismo que florece en nuestro país. Asesinan periodistas incomodos, activistas y luchadores sociales. Otros son presos porque se les imputan nexos con el crimen organizado sembrándoles evidencias. Con el pretexto de una lucha contra el crimen, México se ha convertido en un estado policial. Se invierte más en armamento que en salud y educación. Además este ambiente de inseguridad mantiene a la sociedad temerosa en un constante estado de shock; un adoctrinamiento que es una “bondad” más del neoliberalismo. También cabe resaltar que una sociedad adicta, es una sociedad enferma que se preocupa más por conseguir droga, que por alcanzar un mejor nivel de vida.  

 
•Las privatizaciones 

En México no hay empresas públicas, porque las empresas públicas benefician a la sociedad y de lo que se trata es de que se beneficie a los capitalistas. Las reformas son privatizadoras, pues le dan entrada a inversiones extranjeras que obviamente no son de las hermanitas de la caridad. Ellos vienen a hacer negocios y lo demás no les importa. Los servicios que deberían de ser públicos no lo son. Todo nos cuesta: la salud, la educación, la infraestructura carretera… todo. Y para colmo, el que seamos un país productor de petróleo, no nos beneficia, al contrario pagamos una de las gasolinas más caras del mundo. Las universidades es un lujo que muy pocos se pueden dar en nuestro país. La ecuación es sencilla, hay más universidades privadas que publicas. 
•Los impuestos

 Los impuestos sirven para sostener la vida de sibaritas que llevan nuestros políticos y funcionarios, además para que se hagan millonarias publicidades y para garantizarles a ellos su carrera política. 
•Los medios de comunicación 

Se han convertido en una herramienta insustituible para hacer política. La publicidad en medios es abismalmente diferente a la realidad que vivimos. Pero esa puesta en escena es un negocio rentable para ambos: “ayúdame a engañar”. No cabe duda que después de la política los medios es otro poder intocable. Los espectáculos, los deportes y las y telenovelas se han convertido en el circo que mantiene cautivas a las masas, y es ahí además que les hacen creer lo que ellos quieren. No por nada es bien sabido que los mexicanos en su mayoría saben más de futbol que de política. Conocen más la vida de los artistas que sus derechos. Están más preocupados por la telenovela que por su propia vida, y se divierten más con programas para niveles intelectuales de niños de 12 años que por ejemplo leyendo un libro. Los medios cumplen a la perfección su papel para manipular a la sociedad y si alguien lo duda, ahí están los millones gastados en televisiones para mantener a los mexicanos embelesados y ajenos a nuestra trágica realidad. 
•La justicia 

La justicia en nuestro país es un cuento. La justicia nada más alcanza a los pobres. La impartición de justicia en México nunca alcanza a políticos ni a inversionistas, este clima de corrupción favorece a la inestabilidad social y lo mejor para mantenerse a salvo, es no señalar a nadie pues las denuncias son un bumerán que alcanzan siempre al que busca la justicia. Para mantenerse vivo y “libre” no hay que buscar la justicia. La constitución mexicana en la vida real, yace inerte, muerta. 
•La política 

El sistema político mexicano es la mejor representación que hay del cinismo y la impunidad. La realidad es que el dicho del Profe Hank González está más vigente que nunca: “político pobre, pobre político” y así es, en México la política no representa la realidad de nuestro país. La política vive en la opulencia, en el derroche, en la impunidad. La vida de los políticos es muy ajena a la de los mexicanos. Por eso quien se dedica a la política se perpetúa en ella y dentro de los partidos, pues se acostumbran a medrar del erario para evadir la realidad de millones de mexicanos. En México la política y la farándula es lo mismo, incluso hasta celebran matrimonios entre ellos. 
•Democracia 

Todos los anteriores puntos, no favorecen a la democracia. La pobreza, el desempleo, la inseguridad, la corrupción, la desigualdad, son fenómenos que solo se existen en países antidemocráticos, esto que vivimos es una dictadura. Si en verdad los candidatos representarán la voluntad popular, no tendríamos que sortear todas estas calamidades a diario para solo sobrevivir. Y si a esto le llaman “democracia” nada más porque la avala EE.UU, simple y sencillamente es pura simulación y por cierto bastante cara. 
No, no son ineptos nuestros políticos. Son excelentes operadores en favor del nuevo orden mundial, cumplen a cabalidad los objetivos que les han trazado desde el exterior y entregan impecables resultados siempre en favor de los capitalistas quienes son los que en realidad gobiernan no sólo a México, sino a la mayoría de países del mundo. 

No todo lo que nos pase en México, tiene que ser malo. 


Veo a muchos decepcionados porque “Patricia” no hizo el daño conque que amenazaba.  
Se alertó muy a tiempo a la sociedad, se tomaron medidas precisas para tratar de que se dañara lo menos posible a la sociedad. Además se contaba con información de distintas agencias de noticias y especialistas en fenómenos climáticos de todo el mundo. 
¿Nos “fallo” “Patricia”? Estos fenómenos naturales no se “predicen” se ven formar y llegar. Son las mediciones científicas las que nos dicen cómo son y cuáles son sus principales características. 
Afortunadamente por la forma que impactó al territorio mexicano, perdió fuerza, se fue diluyendo y es una suerte que sus afectaciones no hayan sido tan graves. Sin embargo estos fenómenos siempre dejan a su paso destrucción. 
Su fuerza era incuestionable, pues 21 horas antes de tocar la costa del occidente, a 600 kilómetros de Manzanillo, en Colima hacia el centro del país ya había muestras de su poder, pues empezó a llover, era apenas el rocío de sus torrenciales lluvias. Nadie lo sobrestimó, era un huracán impresionante. 
Era la obligación de quienes se dicen ser líderes de información y favstars en las redes sociales dar los avances de este fenómeno. No se trataba de causar psicosis ni de aterrorizar a nadie; se trataba de informar, alertar, para finalmente prevenir. Tan solo rezar, no era suficiente. 
Estamos tan acostumbrados a que nos pasen cosas malas, que veo a muchos burlándose porque no pasó nada: ¿esperaban lo peor? Veo a muchos enojados porque no pasó nada: esperaban lo peor. Veo a muchos criticando las medidas que tomó el gobierno, para mi gusto bien tomadas: ¿esperaban que no lo hicieran? Veo a muchos que como no estaban cerca de la zona más peligrosa, se molestaban porque se informaba y criticaban todo el vendaval de comentarios con respecto a “Patricia”: ¿les vale madre? 
Finalmente veo que a una gran mayoría un evento deportivo o artístico los convoca más que un fenómeno natural que hubiese podido ser una tragedia para miles de mexicanos. 
Una cosa es el humor de los mexicanos, y otra muy diferente es la apatía, el valemadrísmo y la ignorancia. 
Yo en lo personal me quedo satisfecho con las medidas tomadas, con la información en tiempo y con el agradecimiento a la vida, que esta vez decidió respetar a los mexicanos. 
No todo lo que nos pase en México tiene que ser malo.  

 

El rumbo de México 


A México no se le puede ni se le debe aislar del mundo. Es parte importante de la economía mundial por sus recursos. 
México necesita muchas cosas. Políticos audaces y congruentes que de verdad representen todos los sectores económicos, a todos los actores empresariales, pero sobre todo a todos los ciudadanos. 
No hay recetas mágicas, no hay hadas que con una varita solucionen todos los problemas. Es mucho el trabajo por hacer, y para llegar a ser un país con más y mejores oportunidades necesitamos estar preparados. 
Si bien es cierto en cada contienda electoral, los partidos políticos le quedan a deber mucho a los ciudadanos, y más a los que menos tienen. Pero también es cierto que otras fuerzas políticas que no están en el poder, toman como estandarte esas necesidades para lucrar electoralmente, y eso es una irresponsabilidad. Pues desconocen la problemática de fondo, y por consecuente no tienen ninguna solución. 
No es fácil alinear a todos los partidos políticos en un pacto pues regularmente los intereses partidistas están por encima de las necesidades de nuestra nación. Pero sin embargo se ha logrado un consenso. 
Tampoco es sencillo reformar una constitución que no se ha actualizado, y convencer a una sociedad que milita en la apatía y que es víctima de liderazgos mesiánicos. Pero muy por encima de eso, se han podido tomar decisiones, que de alguna manera se han empezado a reflejar quizás de alguna manera muy minúscula en la economía. ¡Nadie nace grande! Todo es un proceso. Lo más importante es que existen acciones más allá de la retórica y de proyectos demagogos. 
El PRI permanece como líder en México, porque los demás partidos no han demostrado capacidad para realizar ningún cambio. Porque los demás partidos emulan lo peor del PRI, y siempre los superan. Porque la alternancia no ha funcionado, ha fallado, ha traicionado. Porque la oposición no está a la altura de las circunstancias. ¿Cómo puede un partido político ofrecer soluciones a la sociedad si sus principales conflictos son internos? ¿Cómo pueden los demás partidos representar a México si no tienen siquiera unidad en sus instituciones? Una cosa es creer tener soluciones y otra muy distinta es poder ofrecerlas. 
Si bien es cierto, el priísmo también a fallado. Pero aunque no lo queramos aceptar, trabajan arduamente, se quejan menos, se organizan más, se unen y eso los ha llevado a cosechar triunfos en las elecciones. ¿Y si nosotros como sociedad hacemos lo mismo? Seguramente también empezaremos a sumar logros, y no restar resultados y dividir voluntades. 
Las condiciones están dadas para tocar puertas, para incluirse y no para excluirse. 
¿México naufraga? vamos a sumar fuerzas para darle vuelta al timón y no sólo critiquemos a quienes decidieron hacer algo.