Objetividad social.


Columna publicada en SDPnoticias.com el 23 de Febrero del 2012

Tratando de ser imparcial y tratando de ver con la objetividad que el gobierno federal quiere que veamos las cosas en la presente administración, nos enfrentamos con la realidad y es en esa infranqueable barrera donde se estrella la verdad y solo a través de los ojos de la fantasía se puede penetrar, donde solamente la ignorancia, el cinismo y la corrupción pueden aceptar este engaño.

No, no es ver las cosas fuera de contexto para beneficiar a ningún partido político. Es la urgente necesidad de ver las cosas en su justa dimensión para beneficiarnos todos.

El desempleo, habla por sí mismo del fracaso en el rubro económico, y por más que se nos trate de convencer de lo contrario, la realidad de los mexicanos comunes es muy diferente a la fantasía del gobierno y la clase política. La quiebra de miles de microempresarios que no han podido subsistir los arbitrarios embates de la voraz secretaria de hacienda, también se ve reflejada en la economía, pues en este sexenio la extinción de la clase media parece ser su principal objetivo.

Los números macroeconómicos que tanto presume el gobierno federal, han tenido un altísimo costo, que quien lo ha tenido que pagar es la sociedad, y en mi particular opinión son números de aparador que no nos benefician a nosotros como sociedad en lo absoluto.

La inédita gran deuda que acumula el gobierno de Calderón, alcanza la estratosférica cifra de 4.5 billones, que es un equivalente a 33 veces el producto interno bruto. ¿Todo esto para qué? Si en este sexenio, el número de pobres ha alcanzado cifras sin precedente. Cada día la lista de jóvenes que ni estudian, ni trabajan por falta de oportunidades, por falta de dinero, y por el desempleo que padecemos, alcanzan nuevos records. La miseria y la hambruna de nuestras etnias abandonadas, mientras se derrochan billetazos, como lo afirmo Cocoa Calderón en un arrebato de cinismo, prepotencia que pone al descubierto su verdadero rostro y que es el de la corrupción. El sistema penitenciario, es una verdadera cloaca, donde se refleja todo el fracaso de los gobiernos actuales; ni seguridad, ni reinserción, ni rehabilitación, ni justicia. La basura se sale debajo de la alfombra, no cabe más.

¿Qué decir de la violencia? Muchas cosas y todos los días se dicen tantas cosas, verdades, mentiras, especulaciones, engaños, cifras y aun no se ha dicho lo suficiente, aun no se ha dicho toda la realidad, quedan muchas cosas en la oscuridad, como ha sido el común denominador de este trágico sexenio. Sospecho, como muchos, que viene lo peor. ¿Sera la parte más oscura de la noche, porque pronto empezara a amanecer? Eso, eso depende de nosotros y de cuatro letras, que forman la palabra: voto.

LA INSENSIBILIDAD SOCIAL.

Cada vez es más alarmante la pérdida de la capacidad de sorprendernos. Me deja sin palabras, saber que la sociedad se ha mostrado tan insensible ante la cruel muerte de 44 seres humanos, que perdieron la vida de la peor manera, ante la indiferencia de ya no solo la autoridad y la clase política, sino también de la sociedad, ¿en qué clase de país nos hemos convertido?

Mauceballos71@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s