Una limosnita por el amor de Dios.


Columna publicada por SDPnoticias.com el 9 de Noviembre de 2011.

Las colectas y las limosnas en México, son sinónimo de riqueza.

Aquí es mas fácil estirar la mano, que ganarse las cosas. Esta actitud indigna, sin duda nos ha llevado a recibir limosnas, por no aprender a exigir derechos. Hemos vendido muy barata nuestra dignidad, (una gorra, una playera, una despensa, una torta etc.) y por tal motivo personas enfermas de ambición y sin ningún escrúpulo se han venido a enriquecer, beneficiados por nuestra apatía.

No digo que ayudar sea malo, ni que cientos de miles de niños no requieran de una oportuna terapia a su temprana edad, para que puedan ser adultos productivos y dignos de las mismas oportunidades que todos.

Eso en esencia es bueno.

Muchas de las personas que laboran en los centros CRIT, son excelentes seres humanos, incluso harían gratis su labor, tan solo por ayudar, eso también lo sabemos.

Pero en un país empobrecido, como lo es nuestro México, por desgracia, ¿es mas fácil entonces exigir a la sociedad, renunciando a sus derechos que al gobierno sus obligaciones?

Muchas empresas lucran, gracias a la desgracia infantil, haciéndose publicidad, ahorrandose millones de pesos y deduciendo otros tantos, mostrando una bondad que no tienen, ni sienten. Deberíamos preguntarnos esto: ¿Sus trabajadores cuentan con todas la prestaciones de ley, mínimo?

Es mas fácil unirse al festín dando limosnas para recibir jugosos beneficios, que cumplir con sus obligaciones y exigir al gobierno que cumpla con el derecho constitucional que tenemos todos los mexicanos a la salud.

Con la gran cantidad de impuestos que pagamos, no es justo que aparezcan niñitos enfermos pidiendo una caridad.

Mientras nuestros políticos, como los sepulcros blanqueados, muestran una sonrisa perfecta y una bondad tan falsa, como tan grande es su avaricia.

Nada mas falta que esa cultura de ‘las limosnitas’, también la adopte y avale la máxima casa de estudios la UNAM, representada por Narro (priísta) para entonces si vivir de rodillas, condenados como esclavos y mientras que nuestros políticos vivan como emperadores.

Mientras nuestros niñitos, usados como cruel carnada pidiendo una limosnita, por el amor de Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s