La guerra perdida


Michoacán es emblemático en la “guerra contra el narco” pues hace más de 6 años en el arranque de su espuriato, allí empezó la simulación el michoacano Felipe Calderón.

Ahora con más fuerza que nunca el crimen organizado en esa entidad, tiene el control total y el terror lo viven a diario nuestros hermanos en ese estado. Es la muestra de un inminente fracaso.

Una cosa es cierta: Si el gobierno en realidad hiciera un frente en contra de la delincuencia, esta estaría controlada. Pero no es así. Entre más violencia exista, más sometida se tiene a la sociedad.

¿Lavar dinero(http://m.cnnmexico.com/nacional/2011/12/04/la-dea-lava-dinero-de-los-carteles-de-la-droga-mexicanos-new-york-times) armar criminales (http://movil.informador.com.mx/mexico/2011/280401/6/operativo-rapido-y-furioso-se-aprobo-en-washington.htm) y transportar drogas es una estrategia anti-narco? Pues eso es lo que hacen los gobiernos de México y Estados Unidos.

No hay estrategia contra el crimen organizado, no existe tal. La encomienda desde USA es que la violencia se incrementé paulatinamente al grado que como en Michoacán se lleven a tu esposa e hijas para abusar de ellas sexualmente y si denuncias, te asesinan a ti y a toda tu familia y te dejan la denuncia echa pedazos, como macabra advertencia. Esa es la encomienda, exhibir un estado rebasado, incapaz de garantizar la mínima seguridad.

Todas las instituciones del gobierno en todos los niveles están infiltradas por el crimen organizado, pero con la complacencia de las mismas. El asesinato del vicealmirante Carlos Miguel Salazar Gramonet y el segundo maestre Ricardo Francisco Hernández Mercado ayer en Churintzio, Michoacán, muestra la vulnerabilidad del estado mexicano.

¿Qué sigue? Más violencia. Dentro de un par de meses, saldrá la gendarmería nacional a enfrentar “con todo” a los criminales, y entonces ciertas zonas del país, se volverán un verdadero campo de batalla, más sin embargo los criminales no se debilitarán, sino al contrario se fortalecerán al grado que se permitirá la inminente entrada de las fuerzas armadas estadounidenses para controlar la situación y así estará justificada su anhelante invasión en nuestro país.

La guerra contra el narcotráfico en México, es tan real como las armas químicas que nunca existieron en Irak. El petróleo y no el narcotráfico, es el verdadero motivo de este terror que instauro Felipe Calderón, para terminar de entregar nuestro petróleo junto con nuestra soberanía.

La ignorancia, la sumisión, la indiferencia, la falta de capacidad de asombro, han sido ingredientes que la sociedad a puesto al servicio de la política corrupta que gesta a favor de los intereses extranjeros y que nos esta llevando a un franco estado policial.

EU, siempre ha sido capaz de sacrificar vidas hasta de sus ciudadanos civiles, para lograr sus objetivos económicos y seguir apoderándose del control mundial. El 11 de septiembre del 2001 es la mejor muestra de lo que son capaces.

Michoacán pues, es el escenario de como se crea un conflicto por encomienda y auspicio de EU.

Una vergüenza nuestros gobernantes que nos traicionan por servir a los intereses de otra nación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s