La pobre memoria sexenal de los mexicanos.


Mala la comparación, pero casi imperceptible la diferencia. Veamos porque:

Un perro ataca a su objetivo más próximo; si algún extraño invade su territorio y ve en riesgo a su manada, o a su amo, ataca. El perro, sólo tiene espació en su memoria para depurar su estrategia de ataque, en eso se reduce su experiencia, pero nunca en la prevención. Si en el pasado, alguien logro entrar, el canino ya no lo busca, no tiene una memoria preventiva, sólo actúa en el momento. A diferencia de las personas, el perro actúa por instinto, es un animal; la gente debe actuar por razonamiento, lo contrario denigra y pone en un nivel fauno a cualquier ser humanó.

Sí nosotros queremos cuidar nuestro país, en primer lugar hay que tener sentido de pertenencia por nuestra patria. Lo que le pase a mi país, y a mis paisanos, de la región que sea, tengo que tomarlo como un agravio personal.

La disyuntiva es: ¿Qué hacer para que esto, no este sucediendo cíclicamente? – Yo sugiero la prevención, claro, aparte de la protesta y la exigencia en el presenté -.

Tenemos que tomar la iniciativa de poner un alto, marcar límites y cuidar que no se violen las reglas, pues de lo contrario, habrá las mismas consecuencias de siempre, y que nos llevaron adolecer por 82 años.

¿Cuales deben ser las consecuencias para evitar gobiernos duplicados? – Que se aplique la ley al gobierno saliente, que responda por sus resultados -. Hay cifras contundentes, que nos llevarían de forma certera, a hacer una justa conclusión de los efectos. Si los resultados no son favorables, se puede demandar por incumplimiento, fraude, abuso, engaño y traición. Esto es lo que se tiene que hacer, y no es persecución, no es guerra sucia, no es venganza, es simple y llana justicia.

20131027-081320.jpg

Se ha dicho hasta el cansancio, que hacer lo mismo, sin ninguna duda, nos llevara a obtener los mismos resultados. Entonces, partiendo de este principio, hay que hacer cosas diferentes. Hay que exigir que se responsabilice al gobierno saliente de las consecuencias de su actos, y que exista una sanción conforme a la ley. Esto pareciera sencillo, pero no lo es, pues quienes gobiernan, no quieren que en un futuro, se les juzgué a ellos también. Entonces, la transición de poder, conlleva un pacto oculto de inmunidad. Sí esto continúa, nada evitara, que los gobiernos hagan las peores perversidades en contra de la sociedad, pues no habrá una conclusión negativa en su contra.

Les pondré otro ejemplo, ahora uno de fútbol a ustedes que les gusta tanto:

Un director técnico, les repite un sinnúmero de veces, vídeos de sus anteriores partidos a los jugadores, -¿para qué? – Pues para que vean sus errores, para que aprendan de ellos y los eviten en un futuro. Ignorar sus fallas, sólo los llevara a volver a cometerlas.

No podemos vivir perdonando al pasado sin antes hacer algo para mejorar el presente, pues nos estaremos condenando. No podemos olvidar los agravios sin reconocer a plenitud, las consecuencias de los mismos. Para borrar el pasado, debemos haber aprendido de el, de lo contrario, nos quedaremos inertes en la mediocridad.

Los 4380 días que duró la docena trágica panista, sus gobiernos se la pasaron culpando a los priístas de sus propias fallas, de resultados que si bien, no sólo homologaron, sino que empeoraron, pero no hubo ninguna consecuencia negativa para el PRI, al contrario, les regresaron la silla presidencial esbozando una sonrisa de triunfo, claro, para ellos, pues garantizaron su inmunidad.

¿Qué sigue? ¿Otros 70 años más 12 años más de impunidad? ¿Eso hemos aprendido? ¿Somos tan mediocres? ¿Vamos a seguir ladrando como los perros?

Hay que exigir y no dejar de señalar los errores, abusos, injusticias, y excesos del sexenio pasado, pues ahora se están repitiendo, y esto es resultado del pacto oculto, y el famoso pacto por México, que lo único que garantiza es el reparto del botín y la inmunidad futura.

La política, es un tema más profundo de lo que podamos imaginar. La política no es la afición a un color ó a un equipo. La política no es un juego. La política es la materia más importante que existe en el mundo, pues es el nodo donde se conectan todas las necesidades básicas del hombre y su existencia.

No me vengan conque yo le voy al rojo, al azul, al verde, y yo respeto tu amarillo, ó tu anaranjado, se trata de saber sumar, no de restar.

Más ignorancia
Más desigualdad
Más pobreza
Más inseguridad
Más violencia
Más hambre
Más enfermedad
Más corrupción
Más justificaciones
Más mentiras
Más publicidad

¿Esos son los resultados de 12 años de culpar los anteriores 70 años?

No mejoramos en ningún rubro, en todo caso empeoramos.

Los únicos ganadores indiscutibles, son los medios de comunicación. Es evidente su poderío.

¿Este sexenio se les hace descaradamente malo? Pues es lo que parieron 12 años de lo mismo después de el apareamiento con los otros 70 años.

La naturaleza nos da otro inefable ejemplo: la consanguinidad. Que sin supervisión genética, degenera cualquier raza. Es esta monstruosidad que hoy padecemos en la política mexicana.

Anuncios

¿Para qué más impuestos?


Una economía sana es sinónimo de crecimiento y desarrollo social. Lo contrario es demagogia.

En México en el fatídico sexenio pasado, se generaron 6 pobres por minuto. Pero también durante el sexenio pasado se habló hasta el cansancio de una economía fuerte, sana y con reservas multimillonarias. ¡Que incongruencia!

La trágica realidad es que cerraron cientos de miles de pequeñas empresas que sucumbieron ante el alto costo operativo, créditos impagables, políticas fiscales agobiantes, la inseguridad y la falta de dinero en todos los estratos sociales aunado a un desempleo lacerante.

20131019-082819.jpg

Este sexenio siguió el mismo rumbo. Tiene todos los agravantes del gobierno anterior, pero que empeoran cada día más, pues no hay ninguna señal de reforzamiento a la economía familiar, sino todo lo contrario, vienen más golpes bajos, pérdidas de derechos, garantías y más impuestos.

¿Más impuestos? ¿Para qué?

No hay seguridad, esa es la realidad. El crimen organizado es el poder de facto y van de la mano con políticos y funcionarios públicos. En el funesto sexenio pasado se fomentó la política de terror y en este se esta consolidando. Aún así Mexico invierte en una seguridad que no alcanzamos y que beneficia a la industria armamentista de USA, el 15% del PIB. Cara, muy cara la simulación ¿verdad?

20131019-083132.jpg

En educación, vamos de mal en peor. Lo único digno, son los edificios del SNTE, porque las escuelas son deprimentes. Los ingresos decorosos en la educación, sólo son para los líderes sindicales, delegados y allegados a estos, en general los sueldos de los maestros distan mucho de ser dignos. México invierte un 1% del PIB, (producto interno bruto) en educación. ¿Educación de calidad? Vergonzoso.

Una referencia: La pequeña isla del Caribe: Cuba, por ejemplo, invierte el 12.9% de su PIB en educación a pesar del cruel embargo económico que propicia USA en su contra.

En cultura, Enrique Peña Nieto, anunció recorte de casi 4 mil millones de pesos al gasto de cultura para 2014, que representa una disminución de 23.84% ¿Qué esperaban de un presidente que no lee?

20131019-083333.jpg

La cobertura universal de la salud en México, es la más grande mentira. Una humilde mujer en Oaxaca parió en el césped de un hospital, ya que le negaron la atención. Ese es el retrato del sistema de salud en México. Por cierto, ¿Han ustedes visto a un político en una clínica del IMSS? ¿A un funcionario público en una clínica del ISSTE? Yo tampoco. El seguro popular, ha gastado más en promoción publicitaria, que en mejorar la salud de los mexicanos. México invierte el 5.9 % del PIB en este importante rubro.

20131019-083754.jpg

Las obras de infraestructura carretera, nos cuestan a los mexicanos, 7 veces más su valor real, y las mejores vías de comunicación terrestre, son de cuota, o sea están privatizadas. Este es sólo un antecedente, pero todo lo que hacen los gobiernos federales, estatales y municipales nos cuesta aproximadamente lo que nos cuestan las carreteras 7 veces más su valor real.

20131019-084035.jpg

Esto es lo que gana el gabinete de Enrique Peña Nieto, es un país con 54 millones de pobres, donde el 90% de la sociedad percibe menos de 15 mil pesos mensuales. Mira:

Enrique Peña Nieto: 193,478 pesos.

Miguel Ángel Osorio Chong (Gobernación): 151,049 pesos

Jose Antonio Meade Kuribreña (Relaciones Exteriores): 145,277 pesos

General Salvador Cienfuegos Zepeda (Defensa Nacional): 200,007 pesos

Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz (Marina): 200,139 pesos

Manuel Mondragón y Kalb (Seguridad): 177,742 pesos

Luis Videgaray Caso (Hacienda): 145,284 pesos

Rosario Robles Berlanga (Sedesol): 124,694 pesos

Juan José Guerra Abud (Medio Ambiente): 145,230 pesos

Pedro Joaquín Coldwell (Energía): 194,861 pesos

Ildefonso Guajardo Villarreal (Economía): 144,441 pesos

Enrique Martínez y Martínez (Sagarpa): 270,995 pesos

Gerardo Ruiz Esparza (Comunicaciones y Transportes): 156,495 pesos

Julián Alfonso Olivas Ugalde (Función Pública): 139,580 pesos

Emilio Chuayffet Chemor (SEP): 168,045 pesos
Mercedes Juan López (Salud): 124,775 pesos

Alfonso Navarrete Prida (Trabajo): 672,452 pesos
Jorge Carlos Ramírez Marín (Reforma Agraria): 143,778 pesos

Claudia Ruiz Massieu Salinas (Turismo): 124,398 pesos

Jesús Murillo Karam (PGR): No la presentó.

Humberto Castillejos Cervantes (Consejería Jurídica): 151,365 pesos

Emilio Lozoya Austin (Pemex): 148,000 pesos

Francisco Rojas Gutiérrez (CFE): 179,581 pesos

José Antonio González Anaya (IMSS): 143,953 pesos

Sebastián Lerdo de Tejada Covarrubias (ISSSTE): 139,307 pesos

David Korenfeld Federman (Comisión Nacional del Agua): 170,500 pesos

Diputado Sueldo anual: $1,904,848 pesos

Un senador, percibe anualmente: $2,727,509 pesos

El salario mínimo diario es de:
área geográfica “A”, 64.76 pesos diarios
área geográfica “B”, 61.38 pesos diarios

¿Mucha la diferencia? Pues así de abismal es la desigualdad en nuestro país y la proximidad social que tenemos con nuestros representantes.

El 90% de nuestros políticos son inmensamente ricos.

Una referencia: La fortuna del líder petrolero y senador Carlos Romero Deschamps es incalculable. Quien por cierto, durante 34 años en el congreso, no ha lanzado ni una sola iniciativa.

¿Para que quieren más impuestos? ¿Por qué las reformas fiscales no son para reducir impuestos y crear incentivos, como señal de una buena administración?
¿Por qué no reforman en contra del grave despilfarro en promoción publicitaria de los gobiernos? ¿Cuanto nos cuesta la seguridad privada de los políticos ya que la pública que ellos administran no garantiza nada?

En Mexico vivimos precariamente los ciudadanos, mientras quienes deberían de representarnos viven como Sibaritas, Jeques Árabes y Emperadores.

Esto es ya insoportable.

La vergonzosa actitud de los traileros en Veracruz.


En los movimientos sociales que hemos estado viviendo en México, caben todos los sectores que se sientan agraviados.

La violencia que se suscitó en el puerto de Veracruz, protagonizada por maestros y traileros, fue por demás vergonzosa. No por los maestros, quienes luchan con dignidad, sino por los transportistas, que defienden al verdugo.

Los maestros, siempre han sido utilizados como botín electoral, y ese embuste, ya los arrinconó en donde no alcanzan ya ni el más mínimo derecho laboral.

Bueno, hemos hablado mucho de los maestros y esta columna esta dedicada a la deleznable actitud de los transportistas.

El sector del transporte terrestre por carretera en México, ha sido el más afectado gracias a las políticas neoliberales. Políticas que como en todo ramo empresarial, sólo obedecen a los intereses de los grandes, postura que impulsa monopolios y no a los pequeños y medianos empresarios (pymes).

Los monopolios funcionan con el mínimo de utilidad, y aún así se favorecen, pues con esas ofertas, atraen trabajo a sus empresas, y lo interesante para ellos es el volumen; su negocio no es un flete, ni dos, ni cinco, sino jugosos contratos a los que no tienen acceso las pymes del transporte.

Quienes violentaron el pacífico movimiento de los maestros en el puerto de Veracruz, eran precisamente quienes deberían de haberse sumado a una protesta por demás justificada, debido a los graves abusos de los que son objetó. Así con ese talante, sólo restaron. Golpearon a sus semejantes, víctimas de las nefastas reformas gubernamentales. Traicionaron a sus hermanos, luchadores sociales que buscan justicia para todos y que nos están dando un ejemplo de unión y valentía. Los transportistas, defendieron al opresor, en un arrebato retrógrada y zalamero que claramente se exhibe como el Síntoma de Estocolmo.

El trailero, el operador de las pesadas unidades, cada día gana menos. El patrón, busca recuperar parte del indiscriminado aumento de combustible y peajes del sueldo del trabajador del volante. Los grandes y pequeños transportistas, buscan también competir, reduciendo tiempos en los traslados de las cargas, y este esfuerzo recae también en el trailero, pero no se le remunera, todo es por lo mismo. Los mayores consumidores de “cristal”, “piedra”, “crack” y anfetaminas, son precisamente los traileros, afectando gravemente su salud. Comercian con el combustible en la clandestinidad, para poder, solventar gastos personales, ya que todos sus viáticos, corren por su cuenta, de su sueldo. Pasan más tiempo en la fila de un punto de revisión, (AFI, SEDENA, SCT) que con sus familias. Una gran mayoría de hogares desintegrados, es precisamente el de los traileros, si, de los traileros explotados, esos que golpearon a los maestros; maestros que si están conscientes, del grave daño que las “reformas estructurales” causan a los derechos y garantías más elementales, para el desarrollo social.

Así pues, vemos con tristeza, que a los mexicanos nos cuesta trabajo unirnos, solidarizarnos, apoyarnos en los momentos cruciales, que podrían llevarnos ya no a ganar, sino a recuperar nuestros derechos y garantías que perdemos cada que nuestros “representantes” en las cámaras legislativas, se postran en favor de los intereses del poderoso.

No se trata del protagonismo de un grupo, de un sector, de un gremio, se trata de toda la clase trabajadora, y ahí cabemos todos.

No cabe la menor duda, de que nos falta mucha educación, los traileros de Veracruz, y de todo México, que no han sido capaces de unirse, no saben ni sumar, sólo restan, y ante esa descarada ignorancia, agreden a quien les puede enseñar muchas cosas, como por ejemplo, tener dignidad.

20131015-060919.jpg

Una respuesta no pedida, pero regalada a la “señorita Laura”


¿Qué hizo? ¿Todavía lo pregunta? ¡Qué pinche cinismo de usted!

1.- Ha hecho de la televisión un instrumento para idiotizar a las personas, sus programas no aportan NADA, no suman, RESTAN y la verdad es que usted lo único que aporta, es más adeptos a la casa de la imbecilidad que es Televisa.

2.- ¿Qué hizo? Subirse a un helicóptero del Estado De México, para ir a simular rescates… ¡Si señora! No nos chingue… Lo menos, si, lo menos que pudo haber hecho, es haber rescatado a esas personas que usted menciona, es lo menos, no lucre con la tragedia de sus semejantes. Usted debería aprender si algo de valor tiene, es a dar sin recibir nada a cambio, es hacer que lo que su mano derecha haga, no lo note ni su mano izquierda. Pero eso es perder el tiempo con usted. Las enseñanzas del rabino Jesús, no están al alcance de su mediocre entendimiento, y créame, el lo dijo: “el que tenga oídos para oír que oiga” y usted, para lo único que tiene tiempo, es para dar 5 pinches minutos de su retrógrado programa, para chantajear al estúpido público que le ve.
¿Les pise callos? Pues me vale madre, nadie que tenga amor propio, dignidad, y la mínima cultura, ve un pinche programa tan falso, mediocre y vulgar, como lo es su programa.

3.- Lo peor que puede hacer un ser humanó, es poner como escudo a su familia, y usted pone a su hija como una víctima, no señora, no se equivoque… ¿Víctima? No. Ella es muy feliz desnudándose, si, en revistas para adultos, ¿Y sabe usted algo? Tiene más mérito y honestidad lo que hace su hija que usted, ¿Sabe por que? Porque la naturaleza es sabía, y usted es horrible, es el reflejo de su mísero espíritu.
No creo en lo absoluto que Carmen Aristegui la odie, ella hasta ahora ha sido una periodista, que ha trascendido a través se su calidad periodística, no por un protagonismo ridículo, como el que usted hizo usurpando labores de rescate; esas si son chingaderas.
¿Replica? Cada programa suyo es una réplica de lo que la señora Aristegui la acusa: ¡De falsa! ¡De corrupta!
Mire Laura, usted forma parte de una televisora manipuladora, carente de valor y ética, si, Televisa es el mejor instrumento del poder de facto, y ese poder esta muy encima de Eruviel Ávila, el como usted, son unos monigotes. Usted en su país, es repudiada, y aquí en México, usted no es bienvenida. ¿Lo quiere apostar?
Bueno, para terminar, le digo, que para mi la mujer es lo máximo, si, lo máximo, y usted es la peor representación física y espiritual de la grandeza de la mujer.
Hay muchas formas de prostituirse señora Laura, y usted no creo que se mantenga de la más antigua, la naturaleza le ha negado esa oportunidad, pero si creo que se mantenga de la manera más perversa de ser prostituta, y su “rescate” eso nos lo deja muy en claro.

20131014-172846.jpg

¿Gobiernos extraordinarios?


Ahora resulta que los trabajadores, por cumplir con sus obligaciones laborales, deben de trabajar mas y ganar menos, además de entregar derechos y garantías para tan solo ganar la oportunidad de tener un empleo que sólo le dará para sobrevivir. Claro, esto es frutó de la nefasta reforma laboral promovida por quienes deberían de procurar el bienestar social, con legislaciones a favor y no en contra de los ciudadanos.

Bueno, mientras los ciudadanos padecemos, hay quienes sí se benefician por “cumplir con sus obligaciones”, y no con todas, hasta un premio les dan.

En la columna de Eduardo Ruiz Healy del pasado 30 de agosto, titulada: “No todo esta mal en México, pero lo que esta bien no se difunde” en ese espacio, resalta los premios otorgados por la revista: “Alcaldes de México”, “Mejores Prácticas de gobiernos locales 2013” a doce presidentes municipales. Este premio fue por hacer algo más allá de lo normal, lo que para la editorial se tornó en “extraordinario”. ¿De cuándo a acá, cumplir con sus obligaciones es algo extraordinario, y mucho más si hablamos del gobierno? Mire usted estas ridiculeces: El gobierno de Puebla fue premiado por sus logros obtenidos en Pro de la equidad de género. Pues de sus 5 mil 599 trabajadores, 1 mil 980 son mujeres. – ¿Reconocer a la mujer, su esfuerzo y su valor es un acto extraordinario? ¡No es posible!

Zacatecas, recibió el premio a sus logros en protección civil, según esto por la exitosa implementación del programa vivienda y negocios seguros, que en un año redujo en 70% los incidentes relacionados a incendios, explosiones y derrumbes en negocios y casas habitación de la capital zacatecana y en 100% la tasa de mortalidad en ese tipo de incidentes. – ¿Le dan ganas de reírse? A mi también. Zacatecas, y lo digo con tristeza, se ha vuelto un estado de los más inseguros del país, y su capital no es la excepción. Un aumento de 224.5% de muertes violentas es el saldo tan sólo del 2010 al 2012.

Luego vino un premio para Aguascalientes, que porque su gobierno municipal encabezado por la priísta Lorena Martínez, ahorro energía eléctrica. – Yo me pregunto: ¿Qué eso no es la obligación de todo gobierno ya sea municipal, estatal o federal, lo de optimizar los recursos y no dilapidarlos? Para eso les pagamos, y para eso gastan una millonada en asesores. ¿O no?

Y así: Tlajomulco de Zúñiga, Hermosillo, Los Cabos, Guadalupe y Colima, fueron algunos de los galardonados por sus esfuerzos en transparencia, calidad de gobierno, eficiente manejó de residuos sólidos, por su desarrollo humano, por el uso eficiente del agua potable, y por generar un ambiente apropiado para facilitar los negocios… – ¡Todo eso es su obligación! ¿Qué tiene de extraordinario? Y la realidad es que la mayoría de esos gobiernos municipales, dejan mucho que desear.

El mejor premio que le pueden otorgar a un servidor público del nivel que sea, es el reconocimiento, el respeto, el cariño y el agradecimiento de la sociedad, que se siente segura y con sus necesidades básicas cubiertas al 100%, pero eso es casi imposible de lograr para una clase política corrupta, insensible y acostumbrada a imponer, no a escuchar, a reprimir y no ha resolver las demandas de los ciudadanos, que pierden cada día sus derechos y garantías más elementales para poder alcanzar un verdadero desarrollo completo y equitativo.

Con editoriales que premian pendejadas, para asegurar sus ingresos, y periodistas que resaltan “logros extraordinarios” que realmente rayan en lo ridículo, para poder cobrar mejor, nos estaremos enterando de cualquier cosa, menos de la verdad.

20131014-172125.jpg