Los primates y David Penchyna


Cualquier parecido con un primate de este parásito no es una ofensa para los chimpancés, es mera coincidencia.

Bueno, este mamador del erario, El senador del PRI, David Penchyna Grub, no alcanza a comprender este par de términos:

1.- En Administración o Gobierno, licencia es: una resolución por la que se autoriza una determinada actividad que por lo general presenta un riesgo y requiere de regulación.

Regulación que los señores legisladores no se han tomado la molestia en diseñar; y esto puede ser un grave riesgo, pues podían ser “licencias” indefinidas, como regalos a los inversionistas.

2.- El control de las concesiones públicas depende de las comisiones de servicios públicos, agencias creadas para proteger la seguridad de las personas y de las propiedades que están bajo su jurisdicción.

Su otorgamiento de licencias, más bien parece una concesión permanente, donde el dominio de Pemex se diluye ante el poder de la privatización.

Otra incoherencia de este vividor y entreguista, vasallo del imperialismo ante al que se postra de manera abyecta, es que según el los mexicanos debemos de creer que podemos hacer de nuestros recursos energéticos el eje de nuestro éxito, yo le pregunto: ¿cómo? ¿Entregando nuestro negocio para volvernos empleados y por cierto muy mal pagados y además sin derechos ni garantías? No, gracias. Mejor yo les propongo, que metan a la cárcel a todos los que han truncado paulatinamente y a propósito la fuerza productiva de Pemex, para debilitar la empresa y entregarla a extranjeros en lugar de hacer el negocio nosotros de manera independiente y con soberanía.

En algo si coincido con este paria, que lo único que representa son los intereses de los extranjeros, en que tienen 15 años… Pero haciendo todo lo más ruin para lanzar a Pemex a manos de inversionistas voraces.

¡Y todavía les pagamos una vida de reyes a estos apátridas!

¡Que razón tenía el maestro Saramago! y que oportuna, valiente, culta y sutil Layda Sansores, en citar al maestro, de quien seguramente la mayoría de senadores, ni conocen la obra del premio Nobel de literatura en 1998.

20131210-214056.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “Los primates y David Penchyna

  1. Sin duda, que sean representantes de la sociedad no significa que hagan lo que quieran sin consultar.
    Ser servidor publico debe ser un privilegio para el pais y para sus representados, pero tal parece que les damos la mano y se toman el pie (por no decirlo como se debe)
    Sabias que cuando una empresa llega a un nuevo territorio, lleva sus propio personal tecnico ? y al personal de lugar o los nativos los toman como peones o ayudantes, los ingenieros de pemex no saben lo que se les espera.
    Buen Blog, saludos ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s