Michoacán y el resto del mundo.


Para comprender lo que en verdad pasa en Michoacán, hay que asomarnos a ver que es lo que ha pasado y pasa en el resto de mundo.

Michoacán fue el inicio de la “estrategia” de una “guerra contra el narco” por parte de Felipe Calderón, que sólo sirvió como fondo para instaurar un terror indescriptible que hemos padecido todos, y que además consiguió más violentos grupos criminales que se consolidaron en su fatídico sexenio.

Acá algunos puntos:

•En Michoacán como en muchas partes de México, desde siempre había existido el narcotráfico, y ese fenómeno, fue el pretexto perfecto para instaurar el terror, el miedo, y la violencia. Misteriosos comandos armados, que “nadie sabe” de donde salieron, empezaron a ejecutar delincuentes, y policías que estaban inmiscuidos con los narcotraficantes.

•Algunos criminales con más “suerte” cuyo perfil era previamente estudiado, eran invitados como líderes, para formar parte de grupos, como la familia michoacana, los zetas, etc. A su vez, ellos contrataban más personal para su organización.

•El reclutamiento para las organizaciones criminales, era de manera simultánea. La similitud de las organizaciones criminales, deja ver que existe un tutor.

•Es “inexplicable” la certera logística que se aplico para surtir de armas a todas las organizaciones. La única forma sensata de aceptar la entrada de esa cantidad de armas, es con la anuencia de los gobiernos involucrados. (Fast & Furious)

•Así, inician de manera cronológica: “La limpieza”. Los ajustes de cuentas. Los enfrentamientos por las plazas. El “se matan entre ellos”. Los daños colaterales… y ahora los grupos de autodefensa.

Los protagonistas del conflicto armado en Michoacán, tienen dos cosas en común: que tienen sus razones y que están infiltrados. Todos argumentan sus verdades, pero al llegar al tema del financiamiento, todo vuelve opacidad, es un misterio.

En los conflictos del Medio Oriente, en Siria, en Colombia, y ahora en México, la tutorial es muy similar, y la rúbrica es casi idéntica a la de la CIA (Central Intelligency Agencia)

Desde los “medios de comunicación” oficiales, me refiero a los que están postrados al servicio del poder y que no informan, pero que sí manipulan, se ha hecho creer a la sociedad que todos somos culpables de esta terrible situación. Desde mi punto de vista, todos somos víctimas de una vil traición para robarnos, de una estrategia fraguada desde la cúpula mundial, y que ha sido ejecutada aquí en nuestro país, por traidores que según emanan de una “democracia” que dista mucho de la verdadera voluntad popular.

En México, ni siquiera tenemos una oposición digna.

Los pobres jóvenes ignorantes, sin ninguna oportunidad, idiotizados por las drogas, que su mayor ideal es ser protagonista de un narco corrido, se sueñan en lujosas casas, dentro de la alberca con mujeres, alhajas, armas y ostentosas camionetas equipadas con un estruendoso sonido, (es lo que ven en Bandamax de Televisa) que sólo encontraron cabida con grupo de delincuentes, se convierten también en víctimas.

Quienes se han armado para combatir a esos grupos criminales, también son víctimas, pues ignoran el trasfondo de la situación y justifican su proceder por una legítima defensa; sus gritos de súplica por la seguridad, nadie los ha escuchado.

También la mayoría de soldados, y policías federales, que son enviados a las zonas de conflicto, tienen familias que los esperan y que dependen de ellos.. – Hay que obedecer órdenes – y ellos también son víctimas.

No se trata de justificar, ni de señalar, eso es lo más sencillo. Se trata de ser más objetivos, de crear conciencia, de analizar y de identificar quienes son los verdaderos beneficiados de esta hecatombe, pues ellos son los verdaderos responsables.

Mientras no entendamos que la sociedad en general es víctima de una putrefacta política insaciable, nos seguiremos señalando todos como culpables, y el único panorama será el brote de más paramilitarismo, de más violencia.

Por eso insisto: Para comprender lo que en verdad pasa en Michoacán, hay que asomarnos a ver que es lo que ha pasado y pasa en el resto de mundo.

20140124-091200.jpg

Anuncios

Un pensamiento en “Michoacán y el resto del mundo.

  1. Carlos Gonzalez dice:

    Siempre he sospechado que la llamada Guerra al narcotráfico en nuestro país, no es más que una guerra de exterminio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s