El horror al error


En lo personal, desconfío de las personas que quieren aparentar vidas perfectas carentes de errores y fracasos, porque obviamente, nos están engañando. Hay quienes se pasan la vida actuando, aparentando, simulando, y lo hacen tanto y tan bien, que dejan de ser ellos mismos, dejan la autenticidad para convertirse en pésimas imitaciones.

Admiro a las personas que aceptan sus errores. Respeto mucho a quién se muestra tal cual es, y es el primero en aceptarse.

¿Por qué nos da horror el error? ¡Si es de humanos errar!
Además el error reconocido, se traduce en lección, ¿qué sería de los humanos sin esas lecciones personalizadas especialmente creadas para tu crecimiento personal? Un acierto espontáneo, es una casualidad. Un acierto logrado con esfuerzo, es el resultado del aprendizaje. No nos engañemos.

Hay personas que en plena senectud, siguen aprendiendo; esas personas son sabias, les gusta reconocer sus errores, y por lo regular, son mentes que a pesar de tener encima hasta 80 años, tienen una lucidez sorprendente, y un espíritu joven.

Dos puntos que vale la pena analizar por separados:

•¿Por qué el sabio muere con cordura? El sabio nunca tuvo un desfase de su condición humana, no busco la perfección, sabe que no la alcanzara.

•¿Por qué el genio muere loco? El genio cree alcanzar la perfección, acepta las adulaciones y se siente superior, cuando se da cuenta que no alcanza esa condición, no lo puede aceptar, y se escapa de la realidad.

Las personas comunes que no aceptan sus errores, no disfrutan su existencia, ni siquiera se aceptan a sí mismos, y como consecuencia, se van de esta vida sin ninguna gloria, y como no cumplen con la misión de evolucionar, no trascienden, sus espíritus se vuelven viejos, se amargan. Que lástima me dan.

Quien no reconoce sus errores, por lo regular es un manipulador, pues solamente así, puede tener justificaciones para permanecer estático, sin ningún crecimiento. Posiblemente puedan engañar a las personas, pero… ¿Y a sus conciencias?

Nunca hay que perder nuestra esencia, es nuestro código de barras; sin dejar de ser nosotros mismos, debemos de darnos la oportunidad de evolucionar. Hasta la naturaleza evoluciona y se perfecciona. Eso quiere decir, que la misma madre naturaleza, reconoce que tenía errores, y que puede hacer mejores cosas. ¡Creer que nosotros no cometemos errores es antinatural! Así de sencillo.

La naturaleza, de la mano con el tiempo, evoluciona hasta los detalles más insignificantes, porque los reconoce. ¿Qué pasaría si la naturaleza no escudriñara en cada detalle? ¿Qué pasaría si la naturaleza nada más reconociera que tiene muchos errores y no examina cada uno de ellos por separado y con la atención que merecen? Quizás, todavía viviríamos en los árboles.

Entonces ¿quien chingados somos nosotros para no reconocer nuestros errores, analizarlos y buscar ser mejores personas? No digas: “no soy perfecto tengo muchos errores” — porque así, no estas reconociendo ninguno.

El puente que nos conduce del error al acierto, se llama culpa. No le tengas miedo, tu puedes atravesarlo, del otro lado serás mejor persona.

“El que este libré de culpa, que arrojé la primer piedra” — … y así, Jesus, el ser humano más hermoso, el filósofo más amoroso que haya pisado la tierra jamás, se culpó así mismo, para poder perdonar…
¡que bello! Te aseguro, que Jesus, en ese mismo instante también trascendió.

Yo he amado mis errores, más los que me han hecho tocar fondo, porque me han ayudado a ser mejor .

Estoy abierto a que me señalen mis faltas, en mi humana condición es posible que no las distinga todas, pero agradezco la oportunidad que me dan para ser mejor.

Cuando me señalan mis graves faltas de ortografía, me dan la valiosa oportunidad de que en la próxima ocasión, les regalarle un mejor texto.

¿Y tú, vas a cruzar el puente?

Feliz domingo.

Anuncios

Un pensamiento en “El horror al error

  1. omarzen dice:

    Las personas tenemos la sensacion de que si mostramos nuestras debilidades la gente no nos va a respetar, siendo que todos erramos como dices acertadamente por naturaleza.

    Te comento una anecdota, En una entrevista de trabajo el reclutador me pregunto: ¿Dime 3 virtudes tuyas?, Para inmediatamente contestarle. Despues me pregunto exactamente lo contrario: ¿Dime 3 defectos tuyos?, Claro que no le pude contestar, ¿Por que? por que una persona promedio no tiene la capacidad de pensar en sus defectos, solo piensa en sus virtudes.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s