¿Después del Chapo, que sigue?


Para la mayoría de los mexicanos no es motivo de júbilo la detención de Joaquín Guzmán Loera, pues tenemos como experiencia que las detenciones de los líderes criminales, traen como consecuencia más violencia, y no hay indicadores de que esta detención deje de ser una regla para convertirse en una excepción.

¿Se dejara a la deriva el jugoso negocio que daba a Joaquin Guzmán Loera ingresos superiores a los 8.22 millones de dólares diarios?

La caída del Chapo para que sea de verdad un golpe contra la violencia, el crimen y la corrupción, que durante décadas ha sido el común denominador de México y que en los últimos 12 años de gobiernos panistas se multiplicó de forma inédita, debe de ser seguida por el derrumbe de los políticos y funcionarios que le protegían, pues no se puede concebir un empoderamiento como el de Guzmán Loera sin la complicidad de los principales funcionarios federales encargados de la seguridad nacional.

Hay inmensas fortunas de panistas que se lograron durante su violenta docena trágica en el gobierno federal; todos sabemos de su enriquecimiento y todos sabemos el porqué, incluso hay investigaciones periodísticas irrefutables, pero misteriosamente no se ha actuado legalmente en su contra. Existen algunas averiguaciones previas por los evidentes nexos de García Luna con el crimen organizado, especialmente por su complicidad con el cártel de Sinaloa, que lidereaba Guzmán Loera. Se ha solicitado a la PGR información de dichas averiguaciones en contra del ex secretario de seguridad pública federal por medio del IFAI (Instituto Federal de Acceso a la Información) pero no ha sido posible, ya que se “clasificó” para cuidar el “buen nombre” del funcionario y aclaró que la daría a conocer hasta el 2020; y no sólo eso, también la PGR agrego: “las averiguaciones contra García Luna son confidenciales y si son reveladas, pueden poner en riesgo la vida de alguien…” ¡Que respuesta tan absurda! ¿Y los miles de muertos y desaparecidos?

Ahora con la detención de Guzmán Loera, se debe de tener en la mira a sus principales cómplices, los que le garantizaron inmunidad, y mientras estuvieron en el poder le cumplieron ¿Se jalara el gatillo de la justicia sin importar quien caiga?

De no ser así, la defenestración del líder del cártel de Sinaloa, sólo será el preludio de más violencia, de un nivel caótico. Los grupos de autodefensa en Michoacán, Guerrero, Oaxaca, por citar algunos ejemplos, podrían ser los protagonistas de la nueva etapa del ensañamiento en nuestro país.

¿Cuáles fueron las instrucciones precisas que vino a dar Barack Obama? Pues sus visitas a México, siempre auguran fatalidad.

20140223-092242.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s