La decadente humanidad


La humanidad tristemente, camina vigorosa con destino a la decadencia.

No cabe duda, que la existencia y el mundo son cíclicos. A pesar de ello, no aprendemos, no evolucionamos.

Estamos en la recta final que nos conduce nuevamente a un monarquismo recargado, actualizado, ya legalizado por medio de una democracia simulada, y lo peor, ya aceptado por los ciudadanos comunes. Ahora ya no es necesario ser de sangre azul para pertenecer a la realeza, ni es necesario heredar títulos de nobleza para ser parte de la aristocracia, ahora, solo se necesita elegir la carrera política y ser diestro en la trola.

Los esclavos modernos, ya no necesitan ser negros, ni mestizos, ya no se discrimina a nadie por su apariencia; los grilletes, las bolas de pesado hierro y las cadenas, son cosas del pasado. Resultó mucho más efectivo el miedo que el grillete, la televisión que la bola de hierro, la moda y la droga que las más pesadas cadenas.

La justicia de hoy, no es ciega es Inquisitiva, no es imparcial es arbitraria. Esta diseñada para mantener inmóvil al pobre, cuando la busca, pierde.

La seguridad de las naciones, está basada en acusar de terrorista al osado crítico del sistema político imperial. El rebelde del pasado se muto a terrorista en el presente.

Ya no hay revolucionarios valientes, ahora son unos cobardes reformistas.

Los genuinos y honestos luchadores sociales que buscaron beneficios colectivos y que ganaron terreno a los poderosos alcanzando efímeras glorias sociales que se empezaron a perder el día que se firmaron acuerdos, están extintos. Ahora son millonarios simuladores corruptos y les dicen líderes sindicales.

La voraz globalización, decide qué producirá cada país, las leyes se modifican en función de la encomienda. Hay países bursátiles, agrícolas, ganaderos, petroleros, mineros, obreros, que obedecen a un mismo orden mundial, el cual es regido por un insaciable e inexorable imperio.

Los jefes de estado, los líderes mundiales, los estadistas, no son mas que edecanes promotores de las directrices del imperio.

Las universidades ya no son semilleros de hombres que promuevan la libertad por medio del conocimiento. Las universidades en la actualidad, producen insensibles profesionistas que a su vez produzcan dinero.

Estamos por alcanzar los 360′ grados de circunferencia de un ciclo histórico mundial y llegamos nuevamente con las manos vacías, no hay logros que festejar. La indiferencia, la apatía y la mediocridad, fueron los ingredientes que nos hicieron regresar lo alcanzado, las glorias sociales fueron fugaces y las empezamos a perder al mismo tiempo en que se firmaron los acuerdos. Estamos regresando de donde partimos, brindando pleitesía a los mismos de siempre y entregando un planeta enfermo, contaminado, al que no fuimos capaces de defender, de cuidar y esto será irremediablemente lo que heredaremos a nuestros hijos.

¿Vas a seguir haciendo lo mismo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s