1.- El encuentro 


1.- El encuentro 
El día estaba nublado, pero se sentía ese calor sofocante del verano. A pesar de ser una zona alta y alejada de la costa, el ambiente húmedo hacia que el sudor tornara brillante la piel. 
Corina, estaba ayudando a su padre a acomodar las hieleras cargadas con queso que entregaban los lunes. 
Era medio día, Horacio llego al rancho para hacer una encuesta y entregar un oficio, ya que estaría una temporada haciendo estudios sobre el suelo de esa región alteña, ese era su trabajo. 
Mientras se acercaba, no pudo dejar de admirar las hermosas piernas blancas de Corina, traía un short de mezclilla y una playera blanca que se pegaba a su piel por la humedad. Horacio quedo encantado con el largo cabello ondulado negro azabache que acariciaba los hombros de la chica; noto el azul turquesa del sostén y hasta un pequeño moño en medio de unos senos hermosos de mediano tamaño. 
Corina miro de frente a Horacio, se dio cuenta como su mirada se clavaba en su humanidad. Corina se quizo molestar, frunció el ceño y lo miro con sus grandes ojos pero también descubrió algo en Horacio que la hizo estremecer. 
Don Paco papá de Corina los saco de su embeleso, Horacio saludo, y volteo rápido hacia Corina, le sonrió y le dijo un hola acompañado de el nerviosismo y la timidez que causa el vernos descubierto admirando a una mujer.  

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s