13.- Regalo Divino


  Ese viernes quedo grabado en sus corazones y en sus vidas. 
Quizás lo mas hermoso fue lo espontáneo, nada se planeo, no hubo ningún acuerdo, fue una entrega impulsada por un deseo ardiente, una pasión desenfrenada, y un amor instantáneo con apariencia de eterno. 
Ya estaba obscuro cuando le dejo en su casa, un tierno y prolongado beso sello ese primer encuentro donde ambos habían acariciado el cielo. 
Horacio, no dejaba de suspirar el aroma que Corina había impregnado en el, era como una fragancia que lo embriagaba de felicidad. 
Así ella, llego a su cuarto, se tiro en la cama se tocaba la boca, se acariciaba el vientre, sentía dentro de ella a su amado, suspiraba y se olía la ropa como si en la tela se hubiese quedado una parte de su enamorado. 
Esa tarde de viernes sin duda para ellos fue una tarde de antología, la mejor tarde de sus vidas.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s