El rumbo de México 


A México no se le puede ni se le debe aislar del mundo. Es parte importante de la economía mundial por sus recursos. 
México necesita muchas cosas. Políticos audaces y congruentes que de verdad representen todos los sectores económicos, a todos los actores empresariales, pero sobre todo a todos los ciudadanos. 
No hay recetas mágicas, no hay hadas que con una varita solucionen todos los problemas. Es mucho el trabajo por hacer, y para llegar a ser un país con más y mejores oportunidades necesitamos estar preparados. 
Si bien es cierto en cada contienda electoral, los partidos políticos le quedan a deber mucho a los ciudadanos, y más a los que menos tienen. Pero también es cierto que otras fuerzas políticas que no están en el poder, toman como estandarte esas necesidades para lucrar electoralmente, y eso es una irresponsabilidad. Pues desconocen la problemática de fondo, y por consecuente no tienen ninguna solución. 
No es fácil alinear a todos los partidos políticos en un pacto pues regularmente los intereses partidistas están por encima de las necesidades de nuestra nación. Pero sin embargo se ha logrado un consenso. 
Tampoco es sencillo reformar una constitución que no se ha actualizado, y convencer a una sociedad que milita en la apatía y que es víctima de liderazgos mesiánicos. Pero muy por encima de eso, se han podido tomar decisiones, que de alguna manera se han empezado a reflejar quizás de alguna manera muy minúscula en la economía. ¡Nadie nace grande! Todo es un proceso. Lo más importante es que existen acciones más allá de la retórica y de proyectos demagogos. 
El PRI permanece como líder en México, porque los demás partidos no han demostrado capacidad para realizar ningún cambio. Porque los demás partidos emulan lo peor del PRI, y siempre los superan. Porque la alternancia no ha funcionado, ha fallado, ha traicionado. Porque la oposición no está a la altura de las circunstancias. ¿Cómo puede un partido político ofrecer soluciones a la sociedad si sus principales conflictos son internos? ¿Cómo pueden los demás partidos representar a México si no tienen siquiera unidad en sus instituciones? Una cosa es creer tener soluciones y otra muy distinta es poder ofrecerlas. 
Si bien es cierto, el priísmo también a fallado. Pero aunque no lo queramos aceptar, trabajan arduamente, se quejan menos, se organizan más, se unen y eso los ha llevado a cosechar triunfos en las elecciones. ¿Y si nosotros como sociedad hacemos lo mismo? Seguramente también empezaremos a sumar logros, y no restar resultados y dividir voluntades. 
Las condiciones están dadas para tocar puertas, para incluirse y no para excluirse. 
¿México naufraga? vamos a sumar fuerzas para darle vuelta al timón y no sólo critiquemos a quienes decidieron hacer algo. 

  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s