Así se mata a la verdad


Desde Fráncfort, uno de los cinco  asentamientos urbanos más grandes de Alemania, se controla la red de espionaje digital más grande y precisa del mundo, tecnología al servicio de la CIA, (Agencia Central de Inteligencia) 
Los más expertos hackers cibernéticos, vulneran desde un iPhone, pasando por todas sus presentaciones, hasta una Mac de escritorio. Los sistemas operativos Android, también son vigilados, Windows forma parte de la lista, incluso hasta los televisores más modernos, son instrumentos de espionaje, y vigilan desde la sala de tu casa, hasta la intimidad de tu alcoba. 
El ojo que todo lo ve, es una realidad. 
La Central de Inteligencia, es como el departamento de seguridad de una gran empresa, que vigila con la más alta tecnología, hasta el más mínimo movimiento de la empresa, incluso en lo que tenga apariencia de inerte, si existe la más leve sospecha, es vigilado segundo a segundo. 
Así pues, como el dueño de una empresa tiene el derecho de implementar los sistemas de seguridad que considere pertinentes, los que se ostentan como dueños del mundo, nos vigilan, con tecnología inimaginable, y hasta la más minúscula amenaza, es analizada y estudiada hasta descartar cualquier posibilidad del menor contratiempo para sus planes. 
La CIA, actúa por encima de todo tratado internacional, de toda organización, de todo derecho humano; la ética no es una de las virtudes de la Agencia Central de Inteligencia. 
La estructura de la Agencia de Inteligencia estadounidense, funciona como una organización criminal: 
Crean una necesidad al margen de la ley. Esa necesidad, atrae de manera natural a mercenarios que la cubran, entonces, ya existe una ley de mercado como en todo sistema capitalista: oferta y demanda. 
Ante tal situación generada al margen de la ley, surge otra necesidad para que esto pueda seguir funcionando, corromper a las autoridades. Estas autoridades, son administradas por un gobierno, y para que las instituciones se conviertan en parte del engranaje criminal, recurren a la infiltración. 
Ya está listo el conflicto, y todos los hilos criminales, son movidos desde muy arriba, más allá incluso del ejecutivo que representa a la nación. 
Ahora, hay que mantener esos hilos en modo invisible, para que la mayoría de la sociedad no se de cuenta de la complicidad que hay entre criminales, funcionarios, políticos y los inversionistas más poderosos del mundo, ellos deben de continuar como modelos de éxito, hombres justos y de naturaleza filantrópica, preocupados por el bienestar mundial. 
La mayoría de medios de comunicación, son propiedad de la élite, creadora de la CIA. Por tal motivo los rotativos, canales de televisión y de radio, se convierten en la única ventana a través de la cual, se tiene la obligación de ver la realidad. El periodismo entonces, se vuelve un gran negocio por el poder que tiene; muchos dejan de lado la ética y los valores, por las jugosas ganancias, (que además, si no se salen del guión, les garantiza plena seguridad a su integridad física). 
Otro actor determinante para que esto funcione, es la religión. Crean las suficientes para que se adapten a diferentes puntos de vista, pero siempre existirán algunas que sobresalen, y luchan con las demás, para velar por sus intereses, pues la fe de los seres humanos en algo que les dé esperanza, se vuelve una letra de cambio. 
Económica, política y religiosamente, la situación está casi controlada. Pero hay algo sumamente importante: la educación. 
Se crean sistemas educativos que desde la infancia dobleguen el espíritu de los niños, para que se adapten de manera dócil al sistema. Les enseñan a pensar sólo en lo que ellos indican, cualquier pensamiento diferente, es señal de desequilibrio mental. Hay un sin fin de especialidades, pero todas después de concluir sus estudios superiores, son propiedad del sistema, y el único motivo de su vocación, es ganar dinero. 
De esta manera, se controla todo. Llega el financiamiento, las inversiones, los representantes sociales se convierten en gestores del capital, y se extrae la riqueza. 
La armonía de estas naciones, depende de que no se subleven, de que lo ilegal funcione a la sombra de la legalidad. 
Los conflictos creados de la CIA, son fuego, que ellos simulan atacar con apoyos económicos y militares, que terminan suprimiendo los derechos y violando la soberanía de las naciones. 
El crimen no debe desaparecer, es el arnés que mantiene el control. Si este se ve amenazado, harán todo lo necesario para que no se intervenga. El suministro del paralizador miedo, es por medio del terror: la guerra, la violencia, el crimen y la muerte, es el látigo que flagela a las sociedades y las mantiene arrinconadas. 
Si un activista, un periodista, luchador social o político insurrecto, tiene la capacidad de desvelar los invisibles hilos que evidencian la complicidad del crimen y la política, es un potencial enemigo del sistema, y si no cede por medio de la coacción o las amenazas, este no tiene mayores posibilidades que desaparecer, ser encarcelado o muerto. 
De tal manera, desde Fráncfort, se crea un perfil con toda la información de la víctima; se analiza el tratamiento meticulosamente en EEUU, y se genera una estrategia para eliminar la conminación. 
Esta orden, llega al país donde está el objetivo, nunca se pierde de vista. Si se aparta de dispositivos electrónicos, por medio de instituciones policiales, se sigue vigilando, y si el objetivo marcado está destinado a morir o desaparecer, la ejecución de este acto, se lleva a cabo por la red criminal, que cuenta con información privilegiada, incluso más precisa que la de las instituciones gubernamentales de seguridad. 
Así es como terminan quienes enfrentan al monstruo de mil cabezas; el mítico Big Brother, y su perverso ojo que todo lo ve, es inexorable, lo que no es, es ficción: existe. 

Imagen de un dólar. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s