Mexicanos al limite, señor Secretario Miguel Ángel Osorio Chong. 


Los que hemos sido tolerantes hasta excesos criticables, (así lo dijo Díaz Ordaz como preludio de un sanguinario ataque ordenado por él, contra los estudiantes universitarios en 1968; por falta de imaginación y criterio propio, lo émulo hace unos días el chaval Manuel Velasco gobernador de Chiapas refiriéndose a la protesta, y manifestación del movimiento magisterial) hemos sido los mexicanos. 
Dijo usted, secretario de gobernación Osorio Chong: “Tenemos un mandato de regresar a la normalidad y estamos abriendo los espacios; no se ha cancelado el diálogo, pero sí lo digo con toda claridad, tenemos que dejar, generar las condiciones, si no se dan éstas por la vía del diálogo, entonces tenemos que actuar porque no pueden seguir así las cosas, las condiciones como ahora están” 
¿Qué es la normalidad para el gobierno? 
¿A caso no sabe usted secretario de gobierno, que en Tamaulipas no hay libre tránsito, debido al crimen organizado? 
¿Tampoco sabe cuántas escuelas han cerrado sus puertas debido a la imparable inseguridad en varias regiones del país dominadas también por el crimen organizado? 
¿Ignora también la millonaria cifra de pérdidas ante el abandono de poblaciones enteras debido al éxodo de miles de ciudadanos que huyeron despavoridos, y que estaban en total indefensión también a causa del crimen organizado? 
¿Qué pasa cuando se obstruye el libre tránsito por filas interminables, donde permanecen hasta 10 horas o más varados los transportistas a causa de los puntos de revisión de SEDENA y SAT? ¿Ahí no aplica el derecho a la movilidad? 
¿Por qué no implementan esos aparatosos despliegues de la fuerza pública en las carreteras de Tamaulipas, por ejemplo, para restablecer el libre tránsito, el derecho a la movilidad y el estado de derecho del que tanto alardean? 
¿Por qué acosar y reprimir a la sociedad y al magisterio con todo el rigor del estado y no lo hacen así para garantizar la seguridad y la paz social tan anhelada por todos los mexicanos y que ustedes son incapaces de garantizar, porque no cumplen con sus obligaciones? 
¿Por qué no hacen cumplir la ley, se investiga a fondo y minuciosamente a todo político y funcionario que se haya enriquecido de manera inexplicable durante el ejercicio del servicio público? 
¿Por qué no eliminan el fuero? 
¿Por qué no se evalúan los políticos y funcionarios públicos y además se les paga dependiendo sus aptitudes y los resultados de sus gestiones? 
Por cierto ¿otro gasolinazo? 
Somos la sociedad mexicana, la que está al límite, se está agotando el tiempo, no tenemos ya más tolerancia a la burla y el engaño. Ustedes nos han ido acorralando; a mayor esfuerzo, menos bienestar; cada día más impuestos; cada sexenio empeora la situación del país en general. 
No vemos a los responsables de la pésima administración de las paraestatales tras las rejas. ¿A caso esa era la consigna: su colapso para poder venderlas? 
Usted secretario de gobernación dice que tienen un mandato ¿de quién? ¿A quién obedecen tan dócilmente? 
No creo que usted ignore el artículo 39 constitucional, ¡hágalo valer! Esa es una ley que emana de nuestra constitución, y que por fortuna no ha sido reformada en perjuicio de la sociedad mexicana. Si quieren hacer cumplir la ley, en nombre de millones de mexicanos les pedimos empezar respetando la voluntad del pueblo, ese es un derecho y el deber de ustedes es garantizarlo. 

Anuncios

Zacatecas, el abandono y la violencia.


Nuevamente Zacatecas es azotado por la violencia de los grupos de criminales.

No es que seamos pesimistas, pero la realidad supera cualquier ficción.

El desgastado discurso oficial de la “guerra contra el narco” raya en la ridiculez; es ya una burla para la inteligencia social.

Hablemos de Zacatecas.

¿Como se puede hablar de que “vamos por buen camino”? ¿Entonces porque se siguen desplazando decenas de camionetas del crimen organizado con toda impunidad en Zacatecas y no solo por caminos estatales, también por carreteras federales? Cabe hacer mención, que ya no lo gobierna el PRD, ahora es el PRI el que esta a cargo. La situación, es la misma y cada vez peor.

Desde el 91 a 1995, 96, 97, 98 y 99 existían puestos de revisión en puntos estratégicos del extenso estado, por parte del Ejercito Mexicano. Aquí algunos puntos de revisión, que ya no existen, desaparecieron conforme avanzo la estrategia del fatal sexenio calderonista: Tlaltenango, Luis Moya, Guadalupe, Fresnillo, Villanueva, Tlacoaleche, Jalpa, Juchipila, Juan Aldama, Trancoso, San Tiburcio, Sierra Vieja, Pinos, Concha del Oro, Panfilo Natera y Sombrerete. En ese entonces, el estado de Zacatecas era uno de los mas seguros, mas tranquilos. La ciudad capital tenia uno de los índices delictivos mas bajos de todo el país.

De pronto, inicio el brote de grupos de extraños; civiles armados que llegaban a los poblados, contrataban jóvenes (que son presa fácil gracias a las nulas oportunidades de empleos dignos que existen). Compraban las policías locales, pues tenían dinero, armas y poder… Así empezó la pesadilla, en el sexenio del panista Vicente Fox y su gobierno del “cambio”.

Ahora en el presente sexenio de Calderón, las cosas han empeorado. Su ‘guerra’ ‘estrategia’ y la ‘logística’ contra el ‘narco’, parecen estar diseñadas, para dejar comunidades y poblaciones a merced del crimen.

De manera paulatina, fue en aumento: El secuestro, la extorsión, los asesinatos, las desapariciones, asaltos, y así Zacatecas agobiado por la inseguridad y superado en todo por el poder del crimen organizado se ha vuelto un estado donde el abandono y la impunidad es cosa de todos los días.

Las calles de los principales municipios de este estado, así como la capital, se encuentran totalmente vacías desde tempranas horas de la noche. Esto ha afectado de manera importante comercios, restaurantes, bares y ya ni hablemos de la vida nocturna, ni mucho menos del turismo.

En todos los municipios existen halcones, vigilando todas las entradas. y salidas. Zacatecas, es uno de los muchos estados de nuestra república, donde el poder de facto es el crimen organizado, donde es mas evidente el estado fallido en que vivimos todos en este país. Los habitantes zacatecanos, saben claramente de lo que estoy hablando.

Así pues, Zacatecas es hoy gracias al gobierno estatal y federal y su “estrategia” de sembrar terror, (porque eso es lo único que han hecho) un estado secuestrado, donde cualquier discurso oficial, es peor que una mentada de madre.

Si a Zacatecas lo gobierna el PRD, ó si lo gobierna el PRI, no es lo grave. Lo grave es que no lo gobierna el PAN y es ahí donde misteriosamente, brotaron de la noche a la mañana narcos y criminales que no son oriundos de ese estado y que llegaron junto con el gobierno del cambio a desestabilizar el pais, precisamente por los estados de oposición.

Llegarían ¿Para vivir mejor? Lo dudo y ¿ustedes?

Carta de un Regiomontano.




CARTA AL PRESIDENTE DE MÉXICO. DE UN MÉDICO REGIO

EL PRESIDENTE DIJO EN UN DISCURSO QUE LA INSEGURIDAD LA REPRESENTAN UNA RIDÍCULA MINORÍA 

SEÑOR PRESIDENTE: Efectivamente, el crimen organizado representa una ridícula minoría, que por desgracia afecta a la mayoría de los mexicanos, pero existen desde hace más de 80 años otras minorías que han estrangulado lentamente y sin misericordia a la mayoría de nosotros.

 LA RIDÍCULA MINORÍA de diputados y senadores que enfrascados en intereses personales y partidistas han obstruido los cambios legislativos que se requieren con urgencia para nuestro país.

 LA RIDÍCULA MINORÍA de quienes forman el poder Judicial y quienes no aplican la justicia por igual, generando un estado de anarquía que ha acabado con nuestra confianza.

 LA RIDÍCULA MINORÍA de los dueños de riquezas mal habidas en nuestro país que concentran de manera inmoral e intolerable la mayor parte de los bienes de la nación ante la injusticia de 40 millones de mexicanos en pobreza extrema.

 LA RIDÍCULA MINORÍA que dirige el destino de la educación en México, matando antes de nacer una nueva generación de mexicanos destinados desde ahora a la mediocridad intelectual.

 LA RIDÍCULA MINORÍA de los monopolios que laceran la economía de los mexicanos. Señor presidente: Necesita actuar ante éstas y otras RIDÍCULAS MINORÍAS. Si lo hace, la abrumadora mayoría estaremos con usted, pero si no lo hace, despertará pronto el monstruo dormido de las mayorías, y entonces sí, señor Presidente, ya nada será igual.

 Dr. Alejandro Camelo Schwarz Monterrey, Nuevo León, México Soy médico Otorrinolaringólogo, tengo 54 años dedico a la práctica privada de mi especialidad en mi clínica Centro Médico Miravalle.

 Amigos: Eso es tener valor civil, ojalá lo reenviaramos cuándo menos UNA RIDÍCULA MINORÍA; para que le quede manifiesto a Calderón, qué estamos hartos de esa RIDÍCULA MINORÍA,
cómo él dice. Alcemos la voz, reenvía ésta carta, seguro algo irá cambiando;
hasta que seamos una HONROSA MAYORÍA de mexicanos conscientes y ya sin temor a denunciar lo que esta tan  mal en nuestro país.