Todos contra Delfina Gómez.


Rina, la moderadora, con su introducción a los temas, me da la impresión de que fortalece al PRI, esto no es otra cosa, que la mano del Gobierno, dentro del proceso electoral. 

Juan Zepeda, ha mejorado en el discurso, pero carece de ideas propias, trata de impresionar, pero lo suyo es retórica. Me quedo con la frase: “Caballo que alcanza, gana” me recordó al precandidato del PAN a la presidencia de la República en 2006, Alberto Cárdenas Jiménez. Esto nos dice, que el PRD se homóloga con la ultraderecha, y deja en claro que no es un partido de izquierda. 

Alfredo del Mazo, con la eterna retórica priísta, y sus números a favor, mintiendo sistemáticamente trata de engañar de nueva cuenta, para condenar a los mexiquenses a los mismos males que han padecido desde siempre. A falta de credibilidad y propuesta, tiene recurrir reiteradamente a la amenaza, para fortalecer el miedo al cambio, por parte de los ciudadanos. 

Josefina Vázquez Mota, especialista en lucrar con un mal que ellos mismos han fomentado: la inseguridad. La historia inmediata, nos deja en claro, que el PAN, ha superado al PRI, pero en sus peores prácticas. 

Delfina Gómez, trabaja y expone problemas reales, pues su propuesta es el reflejo de las inquietudes de los ciudadanos, ya que las bases del partido que representa, son sociales. Evidentemente, Delfina, no es una oradora del nivel de Vázquez Mota, de Del Mazo, de Zepeda, pero sin embargo transmite más que los demás candidatos, incluso que Teresa Castell, que se siente superior por su condición de independiente. 

Óscar González, el candidato del PT, parece que no tiene idea de lo que sería como gobernador. Deja en claro que su mejor intención, es dividir, para debilitar a la candidata de MORENA, y cree que lo logra, y para él, ese sería su triunfo. 

Algo que tienen en común todos los candidatos (excepto Delfina Gómez), y que es el blanco de todos sus ataques, se llama: Delfina Gómez y su partido, MORENA. 

Para cerrar, quiero dejar en claro, que en una verdadera democracia, no hay perdedores, porque se supone que la que gana siempre, es la voluntad del pueblo, para el pueblo. 

Anuncios

La oficialización de la barbarie en México


La violencia, la muerte, el terror y la brutalidad que padecemos en México actualmente, la oficializó Felipe Calderón. Cuando desde Los Pinos, el “presidente de las manos limpias” gozando de toda la seguridad del Estado mexicano para él y su mustia familia, (seguridad que le negó a la sociedad), declaró “la guerra contra el narco”. 
Esa absurda declaración, empoderó al crimen organizado en todos sus rubros. 
Así pues, ya creado el “enemigo” todo lo que hacía el desquiciado panista que usurpaba la presidencia, lo justificaba de manera magistral. 
Los misteriosos comandos paramilitares exterminaron a los narcotraficantes tradicionales. Repartieron “las plazas” a dos bandos antagónicos, bandos creados por ellos mismos, para que la violencia fuera permanente, y el terror aumentará sistemáticamente de tal manera que paralizará a la sociedad del miedo. 
Esta perfectamente bien planeada y perversa jugada, no sólo derribaba un par de pinos, hacia chuza: 

Instauraba el terror, un estado de sitio, un estado policial, que so pretexto de la “lucha anti crimen” desarmaba a la sociedad de sus derechos humanos, derechos y garantías constitucionales; paralizaba regiones enteras, las despoblaba, provocaba éxodos masivos de mexicanos aterrados que dejaron atrás su esfuerzo y el de sus generaciones. “Casualmente” las zonas más ricas en hidrocarburos, han sido el epicentro de esta violencia que no da tregua. 
Quien pudiera decir la verdad, la prensa, esta amordazada. En muchos casos la mordaza se volvió mortaja. Se acabó la osadía en el medio, están en total indefensión.
La fortaleza del crimen organizado, radica directamente en la sólida estructura política. Política que obedece órdenes del exterior desde donde se avala nuestra falsa democracia. 
Estamos hablando de un par de sexenios y una mitad del presente. Pero el cambio de colores como resultado de las contiendas electorales, ya no significa ninguna permuta en favor de la sociedad y el país, sino que siempre termina favoreciendo a ese pequeño porcentaje en el que se concentra la riqueza mundial. 
Pero lo más lamentable, es que esta historia, se sigue repitiendo. 
La pregunta es: ¿hasta cuándo? 

  

El Bronco electoral 


El fenómeno político electoral: “El Bronco” se ha convertido en la sensación del momento. 



Un candidato independiente que busca dirigir el destino político y social de una de las entidades industrial financiera más poderosa de nuestro país: Nuevo León. 

Pero, me pregunto: ¿Estará la sociedad  políticamente  preparada para aprovechar la llegada de un candidato ciudadano independiente al múltiple partidismo estéril y distinto al paradigma de los gobernantes tradicionales? Sin duda de llegar a ser el elegido, El Bronco no tendrá una varita mágica para resolver todos los graves problemas que aquejan a Nuevo León y que son los mismos que padecemos en la mayoría de Estados del país.

El Bronco y la sociedad se acercan a la recta final de la meta, que de ganar, enfrentaran un enorme reto al que no vencerán con carisma, argumentos y estrategias de mercadotecnia, sino con acciones, hechos y resultados, que deberán ser tangibles principalmente para los regiomontanos y que su reflejo destelle en todo México. No es fácil. 

Esa comunión que existe ahora con el candidato independiente en el norteño estado de Nuevo León, tendrá que persistir durante su mandato; el compromiso será de todos. 

Espero y no sea la sensación social de una competencia que se haya convertido en el espectáculo actual. No se trata de un partido de fútbol, ni de una pelea de box. 

Ojalá y los ciudadanos estén a la altura de las circunstancias actuales, y no se queden en el sensacionalismo pueril que nos tiene postrados en las gradas de los estadios de fútbol.

El petróleo y la oposición


Mientras tanto, el tema del petróleo se diluye en spots comerciales y programas de televisión que exhiben la pésima memoria y la poca dignidad del mexicano.

Finalmente nuestros representantes, los legisladores, emanados de una democracia, que pierde su significado cuando los ves levantar la mano en contra del pueblo que los eligió, volvieron a ignorarnos.

Las firmas que están recabando los partidos de “izquierda”, no son más que acciones de salón, que serán estériles, pues no tienen el respaldo de una oposición genuina.

Todos los partidos, sin excepción, son parte de la tripulación de un velero, que navega a una dirección preestablecida.

No es descalificando y criticando todo como se puede dignificar una oposición, sino con propuestas serias, y canalizando la fuerza de la voluntad ciudadana, para cristalizar un bien común.

Es cierto que Pemex en México se convirtió en el blasón de la corrupción y el dispendio; también es cierto que Pemex era sinónimo de pésima administración. Pemex era producto del saqueo indiscriminado, criminales de todos los calibres hacían negocios con un bien nacional. Los principales responsables de que Pemex fuera todo lo anterior expuesto y mucho más, fueron los políticos, los mismos que ahora proponen que vengan inversionistas para hacer de Pemex lo que ellos no fueron capaces de hacer.

¡Pero no veo en la cárcel a ningún político! ¿Ó será que todas esas atrocidades se permitieron para consentir esta nueva Reforma Energética? Pareciera ser que la riqueza, la libertad y la inmunidad fue el obsequio para todos ellos. Los responsables.

Desde los 90’s ya había voces hartas de los prepotentes abusos de Pemex, que hubieran querido que existiera competencia para la firma petrolera mexicana e irse a hacer negocio con ellos, eso también es cierto.

Los inversionistas extranjeros no vienen a arriesgar nada; tampoco a hacer caridad; vienen a hacer negocio.

El petróleo y los hidrocarburos en México, serán parte de una próspera industria, donde los principales beneficiados, serán los inversionistas extranjeros.

Deberíamos de recabar firmas para exigir que las mejores oportunidades derivadas de esta reforma, sean otorgadas de manera equitativa, proponer mecanismos que se traduzcan en realidades, para que los mexicanos comunes podamos participar del festín.

IMG_2757.JPG

Las dictaduras en México y Cuba.


Se habla del tiempo que llevan los Castro Ruz dirigiendo a Cuba. Es una dictadura dicen. Eso es innegable.

En México, llevamos casi 85 años gobernados por los mismos. Esto también es una dictadura. Innegable también.

En México no existe oposición digna. Hay algunos vividores oportunistas que la simulan, y ya no muy bien a pesar de los cientos de millones que nos cuesta la puesta en escena.

La palabra democracia ha perdido todo su valor desde que se convirtió en la bandera Norteamericana que el país más poderoso del orbe coloca en cada invasión.

Entonces, los que se dicen países “democráticos”, son aquellos que aceptan que Estados Unidos les diseñe sus mecanismos electorales, y que además les de el visto bueno a todos sus candidatos. Esos países, no son gobernados por la voluntad popular. La sociedad participa en una falsa jornada electoral. Eligen a uno de los muchos verdugos que hay en la pasarela, no hay más opción.

Los defensores de la democracia, dicen que en Cuba se vota con una pistola en la cabeza, eso yo no lo he visto. Pero lo que si he visto es que acá en México, la mayoría vota con una Torta en la mano. ¡No se que es más abyecto!

Dicen que los cubanos que emigran desde de Cuba a EEUU, están huyendo. Dicen que los que emigran desde de México a EEUU van a cumplir el sueño americano.

Dicen que los cubanos prefieren arriesgar su vida en el océano que vivir en Cuba. Yo les pregunto ¿y los mexicanos que a diario arriesgan sus vidas al cruzar la frontera por el inclemente desierto, infestado de animales peligrosos y despiadados criminales, lo hacen por placer?

Hay a quienes se les hace miserable vender carne en una mesa afuera de su casa, e incluso les causa asombró ver como se acostumbran a ese paisaje en Cuba. Acá en México, la gran mayoría se acostumbro a ver decapitados, descuartizados, encobijados, colgados y nadie se asombra ya de verlos, ese es el paisaje cotidiano. Yo les pregunto ¿Que es más miserable?

En Cuba hay Profesionistas que no ejercen su carrera, cierto. Acá en México los pocos que logran ser Profesionistas y no tienen padres ricos, son obreros, taxistas, albañiles, mensajeros y cualquier otro oficio que les permita sobrevivir.

¡Cuantos habitantes de San Fernando, Tamaulipas, no quisieran vivir en la modesta tranquilidad de Jagüey el Grande, provincia de Matanzas en Cuba, que son entidades con un promedio de 57 mil habitantes cada una!

Se quejan de las mentiras que ha dicho Fidel Castro, promesas en su origen con la mejor intención, pero que fueron imposibles de cristalizar debido al inhumano embargo económico al que han sido subyugados por el imperio. Ahora la prioridad en Cuba, ciertamente es sobrevivir, y acaso me pregunto ¿en México, no hacemos lo mismo? La única diferencia sería, que aquí en México, podemos elegir libremente al mentiroso en turno cada que lo indique el calendario electoral.

Solamente un país con un espíritu tan grande como el de los cubanos, ha podido soportar el cruel embargo económico que les han impuesto injustamente, por capricho desde Estados Unidos por no dejarse someter.

Puedo escribir todo el día comparaciones entre Cuba y México, pero no se trata de eso. Esto es sólo para poner en su contexto real ambas situaciones.

Mentira que en Mexico seamos libres; dependemos de la voluntad de insaciables capitalistas extranjeros, que compran representantes extraídos de una democracia diseñada por ellos mismos.

Son muchos millones y años que el imperio a invertido en desprestigiar a Cuba.

Valdría la pena informarse mejor.

20140525-083320-30800850.jpg

Michoacán y el resto del mundo.


Para comprender lo que en verdad pasa en Michoacán, hay que asomarnos a ver que es lo que ha pasado y pasa en el resto de mundo.

Michoacán fue el inicio de la “estrategia” de una “guerra contra el narco” por parte de Felipe Calderón, que sólo sirvió como fondo para instaurar un terror indescriptible que hemos padecido todos, y que además consiguió más violentos grupos criminales que se consolidaron en su fatídico sexenio.

Acá algunos puntos:

•En Michoacán como en muchas partes de México, desde siempre había existido el narcotráfico, y ese fenómeno, fue el pretexto perfecto para instaurar el terror, el miedo, y la violencia. Misteriosos comandos armados, que “nadie sabe” de donde salieron, empezaron a ejecutar delincuentes, y policías que estaban inmiscuidos con los narcotraficantes.

•Algunos criminales con más “suerte” cuyo perfil era previamente estudiado, eran invitados como líderes, para formar parte de grupos, como la familia michoacana, los zetas, etc. A su vez, ellos contrataban más personal para su organización.

•El reclutamiento para las organizaciones criminales, era de manera simultánea. La similitud de las organizaciones criminales, deja ver que existe un tutor.

•Es “inexplicable” la certera logística que se aplico para surtir de armas a todas las organizaciones. La única forma sensata de aceptar la entrada de esa cantidad de armas, es con la anuencia de los gobiernos involucrados. (Fast & Furious)

•Así, inician de manera cronológica: “La limpieza”. Los ajustes de cuentas. Los enfrentamientos por las plazas. El “se matan entre ellos”. Los daños colaterales… y ahora los grupos de autodefensa.

Los protagonistas del conflicto armado en Michoacán, tienen dos cosas en común: que tienen sus razones y que están infiltrados. Todos argumentan sus verdades, pero al llegar al tema del financiamiento, todo vuelve opacidad, es un misterio.

En los conflictos del Medio Oriente, en Siria, en Colombia, y ahora en México, la tutorial es muy similar, y la rúbrica es casi idéntica a la de la CIA (Central Intelligency Agencia)

Desde los “medios de comunicación” oficiales, me refiero a los que están postrados al servicio del poder y que no informan, pero que sí manipulan, se ha hecho creer a la sociedad que todos somos culpables de esta terrible situación. Desde mi punto de vista, todos somos víctimas de una vil traición para robarnos, de una estrategia fraguada desde la cúpula mundial, y que ha sido ejecutada aquí en nuestro país, por traidores que según emanan de una “democracia” que dista mucho de la verdadera voluntad popular.

En México, ni siquiera tenemos una oposición digna.

Los pobres jóvenes ignorantes, sin ninguna oportunidad, idiotizados por las drogas, que su mayor ideal es ser protagonista de un narco corrido, se sueñan en lujosas casas, dentro de la alberca con mujeres, alhajas, armas y ostentosas camionetas equipadas con un estruendoso sonido, (es lo que ven en Bandamax de Televisa) que sólo encontraron cabida con grupo de delincuentes, se convierten también en víctimas.

Quienes se han armado para combatir a esos grupos criminales, también son víctimas, pues ignoran el trasfondo de la situación y justifican su proceder por una legítima defensa; sus gritos de súplica por la seguridad, nadie los ha escuchado.

También la mayoría de soldados, y policías federales, que son enviados a las zonas de conflicto, tienen familias que los esperan y que dependen de ellos.. – Hay que obedecer órdenes – y ellos también son víctimas.

No se trata de justificar, ni de señalar, eso es lo más sencillo. Se trata de ser más objetivos, de crear conciencia, de analizar y de identificar quienes son los verdaderos beneficiados de esta hecatombe, pues ellos son los verdaderos responsables.

Mientras no entendamos que la sociedad en general es víctima de una putrefacta política insaciable, nos seguiremos señalando todos como culpables, y el único panorama será el brote de más paramilitarismo, de más violencia.

Por eso insisto: Para comprender lo que en verdad pasa en Michoacán, hay que asomarnos a ver que es lo que ha pasado y pasa en el resto de mundo.

20140124-091200.jpg

Otro mitin más…


¿Y los cercos que propone AMLO, servirán de marco en alusión a una democracia inexistente a la hora de entregar el petróleo a extranjeros?

La única certeza de los mítines de AMLO, es que dentro de muy poco tendremos otro partido político más.

¿Después de cuantos moños, mítines, apagones y cercos vamos a empezar a lamentar la privatización del petróleo?

Insisto, yo no digo que los mítines de AMLO sean estériles; son la oportuna válvula de escape a la presión social. Nada más.

20131202-091249.jpg

La MORENA de Andrés Manuel López Obrador, estuvo muy por encima del interés nacional que es detener las voraces reformas, que tienen a México en venta.

Finalmente, el movimiento de regeneración nacional, sucumbió ante la contaminación de la política mexicana, que es simular que se actúa por México, mientras se obedece a intereses muy distintos.

Ir a los mítines de AMLO, es como ir a votar, tu vas a elegir algo muy distinto a lo que finalmente resulta.

La base que se necesita para luchar en favor de los intereses de un país, no es un partido político, la base es una sociedad desesperada con sed de verdadera representación.