Todos contra Delfina Gómez.


Rina, la moderadora, con su introducción a los temas, me da la impresión de que fortalece al PRI, esto no es otra cosa, que la mano del Gobierno, dentro del proceso electoral. 

Juan Zepeda, ha mejorado en el discurso, pero carece de ideas propias, trata de impresionar, pero lo suyo es retórica. Me quedo con la frase: “Caballo que alcanza, gana” me recordó al precandidato del PAN a la presidencia de la República en 2006, Alberto Cárdenas Jiménez. Esto nos dice, que el PRD se homóloga con la ultraderecha, y deja en claro que no es un partido de izquierda. 

Alfredo del Mazo, con la eterna retórica priísta, y sus números a favor, mintiendo sistemáticamente trata de engañar de nueva cuenta, para condenar a los mexiquenses a los mismos males que han padecido desde siempre. A falta de credibilidad y propuesta, tiene recurrir reiteradamente a la amenaza, para fortalecer el miedo al cambio, por parte de los ciudadanos. 

Josefina Vázquez Mota, especialista en lucrar con un mal que ellos mismos han fomentado: la inseguridad. La historia inmediata, nos deja en claro, que el PAN, ha superado al PRI, pero en sus peores prácticas. 

Delfina Gómez, trabaja y expone problemas reales, pues su propuesta es el reflejo de las inquietudes de los ciudadanos, ya que las bases del partido que representa, son sociales. Evidentemente, Delfina, no es una oradora del nivel de Vázquez Mota, de Del Mazo, de Zepeda, pero sin embargo transmite más que los demás candidatos, incluso que Teresa Castell, que se siente superior por su condición de independiente. 

Óscar González, el candidato del PT, parece que no tiene idea de lo que sería como gobernador. Deja en claro que su mejor intención, es dividir, para debilitar a la candidata de MORENA, y cree que lo logra, y para él, ese sería su triunfo. 

Algo que tienen en común todos los candidatos (excepto Delfina Gómez), y que es el blanco de todos sus ataques, se llama: Delfina Gómez y su partido, MORENA. 

Para cerrar, quiero dejar en claro, que en una verdadera democracia, no hay perdedores, porque se supone que la que gana siempre, es la voluntad del pueblo, para el pueblo. 

Anuncios

Feminicidos. Móvil: ser mujer 


El hecho de que ha una persona, le arrebaten la vida por cualquiera de estas situaciones es aberrante. 
Le gustaba tomar 

Salía de noche 

Vestía muy provocativo 

Salió sólo 

No obedeció a su pareja 

Se fue a divertir 

Tenía amigas locas

Iba caminando por una calle sólo 

Tuvo relaciones sexuales con otro 

Provocaba pasiones en Facebook

Por Puta 

Era muy rebelde 

Se sentía muy chingona 

Me gustaba y no me hizo caso 

No me entendió 

Por bonita

Por fea

Estaba re buena 

Porque la amaba 

Porque no quiso coger conmigo 

Porque aquí mando yo 
Y así… Por situaciones tan absurdas como las anteriores, seres humanos terminan siendo asesinados, de las maneras más brutales. 
¿Cuál sería aquí la diferencia?
Yo, en lo particular, no veo ninguna. Que alguien le quite la vida a otra persona y argumente cualquiera de las anteriores situaciones, tiene una afección psicosocial, grave, y esa no es una enfermedad que justifique nada, es un problema que nadie quiere atender. 
No hay diferencias… pero, hay un “móvil” para que un ser humano sea asesinado por situaciones, que insisto son absurdas: SER MUJER. 
¡Qué vergüenza!

Represión y abuso de autoridad en Sonora. 


La gobernadora del estado de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, es calificada: la segunda mejor gobernadora del país. 
En mi personal opinión, debería de ser la número uno. El motivo es: que recibió un desastroso estado en ruinas, después de la pésima administración panista. 
En casi dos años de su gestión, se nota un importante cambio en todo el estado; sin duda la gobernadora Claudia Pavlovich, ha trabajado arduamente para que esto sea posible. Su compromiso con la sociedad, demuestra la fuerza y transparencia de su administración, que ha estado por encima de compromisos de partido; no hay pacto con nadie, a diferencia de otras entidades estatales del país, ella a cumplido cabalmente con la justicia, y su discurso ha sido traducido en acciones contundentes, que han llevado a prisión, a la mayoría de responsables del grave desfalco financiero del pasado gobierno. 
Es la única gobernadora, que ha lanzado un frente integral contra el narco; pues no sólo se trata de más policías y apoyo militar, sino que ha creado una intensa campaña contra las adicciones, para evitar que más jóvenes sonorenses se conviertan en adictos, delincuentes y posteriormente en  criminales. 
Los resultados en todos los rubros, van más allá de la retórica, sólo basta circular por los caminos estatales, que son la tangible muestra de que el Estado de Sonora, sí tiene rumbo. 
Claudia Pavlovich Arellano, es una gobernadora – para mi gusto – con potencial hasta para contender por la presidencia de la República. 
Pero regresando a la actualidad, este fin de semana, se dio un suceso muy grave y lamentable en el estado de Sonora. Miembros del transporte suburbano, cerraron la carretera número 100 que conecta a la ciudad capital de Hermosillo, con el poblado Miguel Alemán, y el resto de la zona agrícola de la costa, hasta llegar a Bahía de Kino. 
¿Qué es lo que llevó a los transportistas a tomar esa decisión de protestar, cerrando la carretera? El retiro de concesiones que según el Estado, incumplían con el reglamento. Pero ¿Y la capacidad de diálogo para conciliar este tipo de conflictos? 
El violento desalojo que efectuaron las policía estatal y municipal, fueron una inaceptable acción represiva. Circulan en las redes sociales y los principales diarios del país, la vergonzosa actuación de las autoridades. 
Los delitos comunes en la ciudad de Hermosillo, no han disminuido, todo lo contrario, han aumentado, y esto no es cuestión de percepción, son datos duros. ¿Por qué la policía no actúa con la misma contundencia? 
La gobernadora ha pronunciado lo siguiente con referencia a los deleznables hechos del violento desalojo: “No permitiré abusos policiacos en mi Estado, pero tampoco voy a permitir que se violenten los derechos de los ciudadanos sonorenses.”
Quiero decirle a la gobernadora, que lamentablemente en el Estado de Sonora, sí se violentan los derechos y garantías de los sonorenses. En algunos municipios, se montan retenes ilegales, con autos sin ninguna insignia policiaca, y personas sin identificación oficial, (dicen pertenecer a la PGR, pero se supone que son anticonstitucionales) revisan todo tipo de vehículos de manera prepotente, y en muchos casos extorsionan a los ciudadanos, ante la anuencia de las autoridades estatales y municipales, que no intervienen. 
También en los puntos de revisión de la SEDENA, dentro del estado de Sonora, (Querobabi, San Luis Río Colorado y Agua Prieta) los transportistas de carga pueden durar más de 7 horas detenidos, incluso más de 10 horas esperando a ser revisados, esto genera diariamente cientos de miles de pesos en pérdidas y el riesgo de que los productos perecederos pierdan su calidad de origen, afectando seriamente los intereses de los agricultores. 
De los anteriores ejemplos, nadie dice ni hace absolutamente nada. ¿Por qué? 
Me da la impresión de que los asesores de la gobernadora, no están a su altura. 
Lo importante ahora, es: ¿Qué hará la gobernadora Claudia Pavlovich, después de está autoritaria acción en su Estado? 
Imagen tomada, de las redes sociales.

La crisis mental de los mexicanos. 


Nuestra crisis mental. 
Las crisis son un fenómeno negativo,  social inestable y peligroso. 
En México, los “logros” de las políticas económicas, no alcanzan más que a reflejarse en los bolsillos de los más ricos, de los políticos y sus funcionarios. 
Un país con casi la mitad de su población en situación de pobreza, es un país en crisis. 
Un país que se encuentra en la lista de los cinco países con mayor desigualdad, es un país en crisis. 
Un país que en los últimos 25 años, no a mejorado el ingreso de las familias, es un país en crisis. 
Un país con el 12% de su población en pobreza extrema, es un país en crisis. 
Un país con casi 2 millones de niños abandonados, que es el segundo país de Latinoamérica en ese rubro, es un país en crisis. 
Un país donde 23 personas mueren por desnutrición al día, (literalmente morir de hambre) es un país en crisis. 
Un país con una ciudad como Juárez, en Chihuahua, con 15 mil niños huérfanos por la guerra contra el narco, y abandonados por el gobierno, es un país en crisis. 
Un país con más de 3 millones de adictos a las drogas, es un país en crisis. 
Un país con más de 250 mil muertos por el crimen organizado, y 30 mil desaparecidos, con cientos de fosas clandestinas, donde desaparecen 43 estudiantes en medio de policías municipales, estatales, federales y militares, y donde todavía no se sabe donde están, es un país en crisis. 
Un país con el número de violaciones a los derechos humanos, que nos sitúa como el número 1 de Latinoamérica, donde la tortura y las ejecuciones extrajudiciales es la constante, es un país en crisis. 
Un país representado por un presidente envuelto en un escándalo de conflicto de intereses, y que además reconoce a la corrupción como un arraigo cultural, es un país en crisis. 
Un país que aparece en la misma lista que Afganistán que es el país más peligroso del mundo, seguido de Guatemala, México, Iraq y Siria, es un país en crisis. 
Un país que es el quinto más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, y el número uno en Latinoamérica, un país donde todos los hilos criminales conducen a la política, e intentan callar la verdad matando periodistas, es un país en crisis. 
Un país que invierte más en partidos políticos, gasto militar, burocracia, propaganda mediática, que en educación y cultura, es un país en crisis. 
Un país donde el 57% encuentra su subsistencia en la informalidad, es un país en crisis. 
Un país, donde el presidente nacional, no se pronuncia por el cruel y cobarde asesinato de una periodista, un país que prefiere ocultar la realidad, y responsabilizar a la mente de los ciudadanos, créanme: es un país en crisis. 
Imagen: El Universal 

Capítulo 2. ​El cristal en la historia y el gran negocio.


Esta droga no es nueva. Se habla de que se preparó por primera vez en 1887 en Alemania y que se usó en Japón en 1919. En la Segunda Guerra Mundial, ya se usaba en el campo de batalla y por ambos bandos para mantener despiertos y alertas a sus soldados. Los suicidas Camicaces japoneses, se la inyectaban antes de cada misión. 
Cuando inició abiertamente “la lucha contra el narco” en el mundo, oficializada por Ronald Reagan y sostenida desde entonces por todos los mandatarios norteamericanos, el nivel de consumo de cocaína aumentó en Estados Unidos de 80 toneladas en 1979 a 600 toneladas en 1987, el aumento hoy en día es ya desproporcionado. 

El gran negocio 
Durante 1976, un inspector de la CIA reconocía que precisamente la CIA introdujo la epidemia del Crack en las calles de los Estados Unidos de Norteamérica. Gary Webb, el periodista que hizo pública esta noticia, termino muerto de dos balazos en la cabeza. 
“Los militares norteamericanos no combaten la producción de droga en Afganistán porque les reporta 50.000 millones de dólares anuales: son ellos quienes transportan la droga al exterior con sus aviones militares, no es ningún misterio” declaración hecha en 2009 al diario Russia Today por el general ruso Majmut Garreev.

Estados Unidos mueve aproximadamente un trillón de dólares anualmente con él narcotrafíco; esta cantidad es mayor que la del negocio del petróleo y el gas natural, ademas duplica también los ingresos de la industria automotriz. Cifras como las mencionadas anteriormente, nos llevan a pensar qué no es posible que el país más poderoso del mundo y con un presupuesto multimillonario en el rubro de seguridad, no pueda blindar sus fronteras para evitar que se introduzcan las drogas a su territorio. 
Enormes cantidades de dinero producto del narcotrafico regresan a algunos países de Latinoamérica incluyendo a México, como recursos para financiar por medio de infiltraciones: el paramilitarismo, grupos guerrilleros y narcotraficantes, para así poder deslegitimar movimientos sociales y organizaciones avocadas a la lucha de los derechos civiles de la población, o a grupos con ideologías que amenazan la hegemonía del imperio estadounidense. 
Otras fuertes cantidades de dinero también regresan a países latinoamericanos previamente lavadas en Wall street, como fondos para luchar contra grupos crimínales; tal es el caso de la iniciativa Mérida en México que ya tiene instaladas en nuestro territorio, bases militares norteamericanas que so pretexto de restablecer la paz y el orden de nuestro país violan impunemente nuestra soberanía. 
Y así, la historia nos da testimonio de qué lo que padecemos en la actualidad, no es más que el resultado de un engaño. 
Mientras esto sucede, y los poderosos hacen negocios millonarios con la falsa guerra contra el narco, los mexicanos seguiremos aportando las víctimas de una prohibición hipócrita. 

Imagen derechos del autor. 

Capítulo 1. La droga el cristal 



El “Cristal“, droga de diseño, sintética, parecida al vidrio molido de apariencia blanquecina, también denominado Speed, Meth, Hielo, Vidrio, Tiza… 
es una sustancia química peligrosa y potente y, al igual que todas las drogas, un veneno que primero actúa como estimulante pero luego comienza a destruir el cuerpo sistemáticamente. 
Esto no es una casualidad. Quien elaboró el Cristal, sabe claramente la secuencia físico, social y moral que destruye a quien la consume; la corrupción en la persona es total. 
El abuso del Cristal cambia al cerebro. Estudios nos muestran con imágenes cerebrales, alteraciones en áreas del cerebro asociadas con las emociones y la memoria; esto explica los graves problemas emocionales y cognitivos que muestran los consumidores. 
Quien consume cristal en altas dosis, sufre una etapa critica cuando la droga ya no le proporciona esa sensación de poder y bienestar. Ante esta situación  el consumidor pierde su sentido de identidad. Al no poder dormir durante varios días continuos, el consumidor cae en un estado psicótico, puede llegar a ver o incluso escuchar cosas que no existen. Esta condición en el adicto, lo vuelve sumamente peligroso. 
Quienes consumen cristal, cuando les viene el “bajonazo” pueden durar hasta 48 horas durmiendo ininterrumpidamente; después vuelven con un feroz apetito y con crisis nerviosas, pues el síndrome de abstinencia para los adictos a esta droga es muy severo. 

Todos somos hijos de… Carlos Slim. 


La red de fibra óptica más importante de mi país, y al mismo tiempo de Latinoamérica, es propiedad de Carlos Slim. 
La red de carreteras de cuota mas importantes de mi país, es propiedad de Carlos Slim. 
El petróleo de mi país, es extraído por empresas que son propiedad de Carlos Slim. 
Los mejores centros comerciales de mi país, son propiedad de Carlos Slim. 
La minería recurso natural y riqueza de mi país, es también parte de los negocios de Carlos Slim. 
Uno de los grupos financieros y bursátiles mas poderosos de mi país, capaz de proporcionar pólizas de seguros a Pemex, es propiedad de Carlos Slim. 
Una de las productoras mas importantes de cine y televisión de mi país, es propiedad de Carlos Slim. 
Reflexiono… 
¿Por qué decimos: mí país? 

¿A caso nos pertenece algo? 

¿Quienes son los dueños? 
Quizás, Juan Rulfo, a manera de visión, creo un personaje como Pedro Páramo, entre los muertos. Porque ahora, la mayoría, somos hijos de Carlos Slim Helú, en un país, también donde la muerte, es protagonista.