Todos contra Delfina Gómez.


Rina, la moderadora, con su introducción a los temas, me da la impresión de que fortalece al PRI, esto no es otra cosa, que la mano del Gobierno, dentro del proceso electoral. 

Juan Zepeda, ha mejorado en el discurso, pero carece de ideas propias, trata de impresionar, pero lo suyo es retórica. Me quedo con la frase: “Caballo que alcanza, gana” me recordó al precandidato del PAN a la presidencia de la República en 2006, Alberto Cárdenas Jiménez. Esto nos dice, que el PRD se homóloga con la ultraderecha, y deja en claro que no es un partido de izquierda. 

Alfredo del Mazo, con la eterna retórica priísta, y sus números a favor, mintiendo sistemáticamente trata de engañar de nueva cuenta, para condenar a los mexiquenses a los mismos males que han padecido desde siempre. A falta de credibilidad y propuesta, tiene recurrir reiteradamente a la amenaza, para fortalecer el miedo al cambio, por parte de los ciudadanos. 

Josefina Vázquez Mota, especialista en lucrar con un mal que ellos mismos han fomentado: la inseguridad. La historia inmediata, nos deja en claro, que el PAN, ha superado al PRI, pero en sus peores prácticas. 

Delfina Gómez, trabaja y expone problemas reales, pues su propuesta es el reflejo de las inquietudes de los ciudadanos, ya que las bases del partido que representa, son sociales. Evidentemente, Delfina, no es una oradora del nivel de Vázquez Mota, de Del Mazo, de Zepeda, pero sin embargo transmite más que los demás candidatos, incluso que Teresa Castell, que se siente superior por su condición de independiente. 

Óscar González, el candidato del PT, parece que no tiene idea de lo que sería como gobernador. Deja en claro que su mejor intención, es dividir, para debilitar a la candidata de MORENA, y cree que lo logra, y para él, ese sería su triunfo. 

Algo que tienen en común todos los candidatos (excepto Delfina Gómez), y que es el blanco de todos sus ataques, se llama: Delfina Gómez y su partido, MORENA. 

Para cerrar, quiero dejar en claro, que en una verdadera democracia, no hay perdedores, porque se supone que la que gana siempre, es la voluntad del pueblo, para el pueblo. 

Anuncios

El “abuso policiaco”, Damián Zepeda y los antecedentes. 


¿Por qué cuando la policía detiene a un político o funcionario público para revisión, por exceso de velocidad, por cometer cualquier infracción o por qué se sospecha que conduce un automóvil bajo los influjos del alcohol se molestan y se sienten agraviados? 
Ese tipo de prácticas, todos los ciudadanos de a pie, la mayoría con mucho más calidad moral y cívica que los mismos políticos y funcionarios públicos, las vivimos a diario por parte de distintas instituciones policiacas. Algunas veces con motivos, y otras elegidos al azar, para buscar el más mínimo motivo para intimidarlo y terminar con una extorsión. 
Pero cuando se trata de un político, estos se resisten, se molestan, reclaman sus derechos (los mismos que ellos nos han ido arrebatando, hasta convertirnos en un potencial blanco del abuso de cualquier institución policiaca) se sienten intocables; amenazan a los policías, y si son del partido contrario al que está en turno, dicen que es golpeteo político. Y qué decir de los medios, los acusan de acoso y de abuso si publican la nota. 
El caso de Damián Zepeda el secretario general del nefasto y funesto PAN, que fue detenido cuando su chofer iba en exceso de velocidad y por la falta de una luz en su vehículo, esto en la ciudad de Hermosillo, Sonora; no fue la excepción, e hizo todo un drama, como lo acostumbran los políticos, y culpa a la policía de cometer abuso en su contra; se presume que iba bajo los influjos del alcohol, señalamiento que no se pudo comprobar debido a que Zepeda era el copiloto, no era el conductor. 
¿Y si hubiesen aceptado civilmente su falta? ¿Y si no se comporta prepotente, y retador? Nada de esto, hubiese sucedido. 
Hay que recordar, que los panistas de las administraciones estatales y municipales pasadas, están involucrados en varios delitos; ese antecedente, y la prepotencia del panista, hizo que los policías sospecharan, quizás estaban ante la fragancia de un delito. Los policías, solo hicieron su trabajo. 
No hay que olvidar las célebres y millonarias hieleras de Padrés. 

Robo de gas en Pemex


Escribe: Dolores Padierna

Pemex y Shell Oil Company, por iniciativa del entonces presidente Salinas de Gortari, crearon en 1993 la empresa Deer Park Refining Limited Partnership (DPRLP) para inyectar capital a la refinería Shell Deer Park, ubicada al sureste de Texas. En esta refinería existe un verdadero quebranto para Pemex, derivado de la penetración del crimen organizado en la paraestatal con la complicidad de Shell en el robo del gas comprimido proveniente de la Cuenca de Burgos; ilícito denunciado recientemente por Pemex en la Corte de Texas.
El yacimiento de gas Cuenca de Burgos abarca más de 70,000 kilómetros cuadrados en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila.

Allí Pemex, a través de su subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP), opera 2,827 pozos de gas, cuyo gas condensado se transporta a 150 estaciones de recolección, luego a 52 tanques de transferencia y a los sistemas de entrega.

Una parte de la producción se lleva a los centros de proceso de Pemex, otra a la Refinería de Cadereyta, Nuevo León; y una más se envía, precisamente, a la refinería de Deer Park, a través de PMI Norteamérica SA de CV (PMI NASA), la división internacional de Pemex.

Enormes cantidades de gas mexicano han inundado el mercado estadounidense para elaborar gasolinas de alta calidad. Si consideramos que Pemex no vende a particulares y hace sus entregas mediante transferencias entre sus subsidiarias, resulta que las adquisiciones de gas mexicano realizadas por empresas estadunidenses y europeas, son ilegales o robadas.

En 2006, la organización criminal La Compañía, integrada por el cártel del Golfo y Los Zetas, inició los robos con la colaboración de empleados de Pemex, de sus contratistas, empresas privadas y agentes aduanales asociados: el condensado era trasegado de cualquier punto de la Cuenca hasta la frontera de Tamaulipas y, como si fueran Nafta, pasaba por las aduanas formales mediante documentos apócrifos.

Luego los embarques se llevaban hasta terminales y bodegas de las zonas portuarias de Texas, para su almacenamiento temporal y posterior distribución a los compradores. También se apoderan de 200 pipas diarias en promedio mediante asaltos o entregas concertadas: los transportistas, camino a los centros de transferencia, vacían el gas en otras pipas y rellenan las suyas con agua, que es recibida por empleados de Pemex como si fuera hidrocarburo.

Este gas también se maquila en la refinería Deer Park de la que Pemex es socio y luego regresa a México ya como gasolina.
Entre 2008 y 2009, autoridades estadounidenses descubrieron como destinatarias a importantes empresas de Houston, Pasadena, Clear Lake, Freeport, Beaumont, Tulsa, Oklahoma, Brownsville y San Antonio. Fue hasta después de que el gobierno de Estados Unidos enjuiciara a las primeras compañías implicadas, que Pemex actuó pese a que desde 2007 Felipe Calderón fue enterado de este hecho.

En julio de 2010, abogados de un despacho de Dallas, contratado por Pemex, presentaron la primera demanda contra Basf Corporation, Murphy Energy Corporation, Trammo Petroleum, Inc; Bio-Un Suroeste, Inc; Combustibles del Valle; Petróleo Depot, Inc; y contra los ejecutivos Donald P Schroeder, Arnoldo Maldonado, Jonathan Dappen, Stephen Pechenik, Timothy Brink y Josua Crescenzi. Se acusó a todos de ‘asistir directamente’ y ‘alentar’ el robo y la violencia “participando activamente en el contrabando de condensado robado y/o la compra para su uso en Texas”, algunas de ellas con conocimiento de su origen ilícito.

En mayo de 2011 se presentó la segunda demanda. Ésta en contra de las compañías Big Star Gathering LLP, Ltd; F & M Transportation, Inc; Joplin Energy, Llc; F/K/A Hayes Hutchison Energy, Llc; Plains All-American Pipeline, LP; Semcrude, LP; Saint James Oil, Inc; Superior Crude Gathering, Inc; Transmontaigne Socios, LP; Western Refining Company, LP; y las personas físicas James Jensen y Jeff Kirby.

La demanda presentada por Pemex en 2012 señala a STUSCO, filial de Shell, como uno de los principales vendedores del gas robado; y plantea que ‘probablemente’ las acusadas desconocían el origen del hidrocarburo o lo adquirieron mediante terceros, pero no se aseguraron de que tuviera los títulos de propiedad, “y por lo tanto era ilegal bajo las leyes de México y de Estados Unidos”. Es obvio, en conclusión, que la venta de gas robado “requiere una conspiración en Estados Unidos para pasar el gas por la frontera, lavar su fuente y fraudulentamente distribuir y vender el producto al beneficiario final: a Pemex”.

La autora es senadora de la República.

El periodismo y las “pruebas”


Hay quienes en el ejercicio del servicio público, ante la incuestionable realidad, todavía piden pruebas cuando se les señala.

Actualmente las que podrían ser pruebas legales, presentadas por periodistas, activistas, o organizaciones no gubernamentales, no funcionan para la administración de la justicia.

Aquí 5 motivos:
1.- Las ignoran
2.- Las manipulan
3.- Las desprestigian
4.- Las cuestionan y por ultimo.
5.- Las archivan.

Los trabajos de investigación periodística, son desprestigiados desde el poder, pues exigen pruebas legales, como si la realidad supiera de la corrupta tramitología de las instituciones. Y no solo exigen pruebas, que además no reconocen pues según ellos carecen de sustento legal, sino que reclaman el “desprestigio” que dicen los políticos sufren ante las notas periodísticas. El prestigio, -les informo- solo se puede perder si algún día se tuvo, pero los cínicos políticos y funcionarios de hoy, la mayoría, nunca lo han tenido, lo han construido a base de mercadotecnia. La integridad, no la conocen.

Las pruebas que ellos exigen, son paradójicamente las mismas qué precisamente ellos tienen la obligación de presentar a una sociedad demandante de justicia.

•El periodista no es policía, ni fiscal, su trabajo es exponer investigaciones a la opinión pública.
•El oficio periodístico tiene que cuestionar lo que no funciona para provocar reflexión en los ciudadanos. Esta es la verdadera labor del líder de opinión: crear conciencia entre la sociedad, y no estar disculpando los abusos que cometen los servidores públicos.
•Quien trata de convencer a los ciudadanos de lo contrario a la realidad desde el ejercicio de la “información”, no son periodistas, son mercenarios de la información al servicio del poder.

El trabajo periodístico no es el responsable de desestabilizar la economía del país, son las acciones de políticos y funcionarios las que ponen en riesgo el buen funcionamiento de una nación.

Además, si la exposición de asuntos delicados sobre corrupción, donde están involucrados los políticos no fuera verdad, ¿Por qué un total de 103 periodistas han sido asesinados, mientras que 25 más permanecen en calidad de desaparecidos desde el año 2000 a la fecha? Cabe mencionar que la docena trágica del PAN, fue la más letal para los periodistas, en especial el funesto sexenio de Felipe Calderón.

Otro punto que desafortunadamente no podemos ignorar, es que el periodismo en muchísimos casos, ha dejado de lado su esencia original, para convertirse en un lucrativo negocio. Los medios de comunicación en la actualidad, son poderosos por la complicidad que tienen precisamente con los gobiernos quienes reparten millonarias partidas para “comunicación social”.

La única manera de hacer algo ante la mafiosa complicidad estado-medios, es buscar informarnos en medios alternativos que todavía gozan de la libertad que da la ética, la honestidad, la integridad, el profesionalismo y el valor.

Usted decide si estar informado o inducido.

Lo que dice Felipe Calderón y la realidad.


Esto fue lo que dijo Calderón en Nueva York donde promueve actualmente un informe sobre economía y cambio climático, con respecto a su estrategia de seguridad durante su administración:

“Primero, enfrentar a los criminales con la fuerza del Estado y si estaban corrompidas, como es el caso de las policías locales, enfrentarlos con fuerzas federales; dos, reconstruir las agencias y las instituciones de justicia y de seguridad desde la base porque estaban corroídas por la corrupción en muchos casos o tomadas por el crimen organizado, por eso creamos una nueva policía federal, por eso hicimos pruebas de control, de confianza, en todas las agencias federales… y tres, reconstruir el tejido social”, señaló.

Esta es la realidad:

Primero: Desde los tiempos de Fox, empezaron a aparecer misteriosos comandos en varios puntos estratégicos de la república mexicana. Ahora sabemos, que “casualmente” esos puntos estratégicos son inmensamente ricos en petróleo, gas shale y minerales. Las fuerzas federales que según Calderón envío a enfrentar a los criminales, superaban precisamente en criminalidad a los criminales, pues eran quienes desaparecían, secuestraban, extorsionaban, robaban y asesinaban. La policía federal de Calderón, fue más corrupta que su antecesora institución. Genaro García Luna fue un icono de corrupción, pero que gozo inexplicablemente de todo el apoyo y protección de Calderón; fue y es sencillamente: intocable. Con esto queda desmentido lo que argumenta Calderón, que iba a enfrentar la corrupción con sus fuerzas federales, ¿con mas corrupción?

Dos: Ni reconstruyo las agencias, ni las instituciones de seguridad, ni nada. Volvemos al punto número uno: su policía federal, y su secretaria de seguridad federal lo único que hicieron fue crecer en número de elementos, en presupuesto, pero no así en resultados. Todo lo contrario, aumento al mismo ritmo que la criminalidad: un 400%.

Tres: El tejido social en tiempos de Calderón, sufrió una necrosis general. Aumentaron todos los delitos, desde el fuero común, hasta los federales. El consumo de drogas, alcanzo un máximo histórico. El cristal, poderosa droga que esta causando un grave daño a la juventud y condenando al desastre el futuro de México, prolifero precisamente en el trágico sexenio de Calderón. Las instituciones de todos los niveles, perdieron credibilidad. Aumentó el analfabetismo, y eso es un retraso que se paga a un alto costo. El número de pobres también alcanzo cifras inéditas. El desempleo fue la sombra que nos acompaño en toda su administración. Las evasiones de reos no tienen precedente, el sistema penitenciario se colapsó en sus manos. Se consolidaron los monopolios. Dejo a la clase media en franco peligro de extinción. Duplico el precio de las gasolinas. Arrebató derechos y garantías de los trabajadores. Redujo aún más el débil poder adquisitivo de los mexicanos. ¿Así pensaba reconstruir el tejido social?

Calderón de todo culpa a estados y municipios. Si la responsabilidad del fracaso de su funesta administración dependía de los gobernadores y presidentes municipales, me pregunto: ¿Para qué queremos la figura presidencial y su altísimo costo?

Las conclusiones son de ustedes.

El ocaso del PAN


Mucho se ha dicho sobre la contienda interna para elegir quién seria el presidente del PAN.

Finalmente gano Madero pero perdió México; con Cordero hubiese sido muchísimo peor. El PAN es una minúscula copia del PRI, pero más corrupta; es un partido que no representa más que poderosos intereses ajenos a la sociedad.

Cordero representaba lo más nefasto del PAN, y de la política mexicana: Los Calderonistas. Ellos, no sólo pavimentaron el regreso del PRI a Los Pinos, se los alfombraron. Madero por su parte, es quién diluyó en un pacto la mínima posibilidad de ser una oposición digna. Madero representa una extensión del PRI, donde lo único diferente es el color y las siglas.

Las declaraciones de Gil Zuarth, de Javier Lozano del mismo Cordero y de algunos calderonistas más de respetar los resultados en favor de Madero, no es más que la aceptación por la buena del premio de consolación.

El PAN, no es otra cosa más que el nombre de la peor pesadilla que hemos vivido los mexicanos. Este nuevo fracaso del involuntariamente cómico Ernesto Cordero, afortunadamente para los mexicanos con dignidad, cavó lo que será la tumba del cadáver político de Calderón, que ojalá y no descansé jamás en paz hasta que se haga justicia.

Cabe mencionar, que de los 218,924 afiliados del PAN, sólo 155,984 son militantes activos, y eso ya no garantiza ni siquiera el registro como partido ante el INE.

Estamos viendo el ocaso de un partido político que traiciono la esperanza de los mexicanos de ser un mejor país.

Demos pues la vuelta a la página.

20140519-060246-21766276.jpg

18 de Marzo, un puente al pasado.


El patriota General Lazaro Cárdenas del Río, actuando conforme al artículo 27 de la constitución mexicana, decretó el 18 de marzo siendo las 10 de la noche por la radio nacional, la expropiación de la industria petrolera en México.

Esta ha sido sin duda una victoria de los trabajadores, que vivían explotados por los extranjeros y de esa manera nacionalizaban la riqueza natural para beneficio de todos los mexicanos.

Sin duda los trabajadores petroleros sí se beneficiaron de este gran logro, pero no así el grosso de la sociedad.

Petróleos Mexicanos, empresa creada el 7 de junio de 1938 se convirtió desde siempre en un negocio para el gobierno, pues la generosidad del recurso energético, siempre ha sido muy basta.

Así pues, luego de 76 años de trabajadores ingratos, sindicatos corruptos y gobiernos ladrones, regresamos de donde partimos y volvemos a entregar la riqueza que no supimos administrar a los extranjeros que ya nos habían demostrado su voracidad y falta de escrúpulos.

Lo más lamentable, es que no hay aparentes responsables de este innegable retroceso.

20140315-194741.jpg

Si Pemex se hubiera administrado adecuadamente, estaríamos económicamente en los primeros lugares del mundo, pues los ingresos del petróleo, nos hubieran permitido esa posibilidad.

¡Pemex, si es rentable!

Echa un vistazo a este enlace: Pemex una empresa rentable. | Mauceballos71’s Blog
https://mauceballos71.wordpress.com/2013/07/29/pemex-una-empresa-rentable/

Así que no nos han dado más que puras migajas; ¡mentira! Pemex nunca ha sido de los mexicanos, pues la mayoría de servicios son de pésima calidad, y además los nutrimos con cuotas. ¡Todo nos cuesta!

Nada más por citar un ejemplo que esta recién salido del horno:

•Vicente Fox, durante su sexenio, otorgo contratos por 5.5 mil millones de pesos en contratos tan sólo para la multicitada empresa Oceanografía.

•Felipe Calderón en un descaro sin límites, otorgo a la misma empresa contratos por 25.5 mil millones de pesos.

Nada más nos estamos refiriendo a una empresa: Oceanografía.

20140315-195017.jpg

Hay miles de abusos previamente documentados, pero la ley no prospera cuando el lodo de la corrupción es tan pastoso.

Festejen la oportunidad de estar con sus familias y de descansar.

Este 18 de Marzo, no hay nada que celebrar.