Lo que dice Felipe Calderón y la realidad.


Esto fue lo que dijo Calderón en Nueva York donde promueve actualmente un informe sobre economía y cambio climático, con respecto a su estrategia de seguridad durante su administración:

“Primero, enfrentar a los criminales con la fuerza del Estado y si estaban corrompidas, como es el caso de las policías locales, enfrentarlos con fuerzas federales; dos, reconstruir las agencias y las instituciones de justicia y de seguridad desde la base porque estaban corroídas por la corrupción en muchos casos o tomadas por el crimen organizado, por eso creamos una nueva policía federal, por eso hicimos pruebas de control, de confianza, en todas las agencias federales… y tres, reconstruir el tejido social”, señaló.

Esta es la realidad:

Primero: Desde los tiempos de Fox, empezaron a aparecer misteriosos comandos en varios puntos estratégicos de la república mexicana. Ahora sabemos, que “casualmente” esos puntos estratégicos son inmensamente ricos en petróleo, gas shale y minerales. Las fuerzas federales que según Calderón envío a enfrentar a los criminales, superaban precisamente en criminalidad a los criminales, pues eran quienes desaparecían, secuestraban, extorsionaban, robaban y asesinaban. La policía federal de Calderón, fue más corrupta que su antecesora institución. Genaro García Luna fue un icono de corrupción, pero que gozo inexplicablemente de todo el apoyo y protección de Calderón; fue y es sencillamente: intocable. Con esto queda desmentido lo que argumenta Calderón, que iba a enfrentar la corrupción con sus fuerzas federales, ¿con mas corrupción?

Dos: Ni reconstruyo las agencias, ni las instituciones de seguridad, ni nada. Volvemos al punto número uno: su policía federal, y su secretaria de seguridad federal lo único que hicieron fue crecer en número de elementos, en presupuesto, pero no así en resultados. Todo lo contrario, aumento al mismo ritmo que la criminalidad: un 400%.

Tres: El tejido social en tiempos de Calderón, sufrió una necrosis general. Aumentaron todos los delitos, desde el fuero común, hasta los federales. El consumo de drogas, alcanzo un máximo histórico. El cristal, poderosa droga que esta causando un grave daño a la juventud y condenando al desastre el futuro de México, prolifero precisamente en el trágico sexenio de Calderón. Las instituciones de todos los niveles, perdieron credibilidad. Aumentó el analfabetismo, y eso es un retraso que se paga a un alto costo. El número de pobres también alcanzo cifras inéditas. El desempleo fue la sombra que nos acompaño en toda su administración. Las evasiones de reos no tienen precedente, el sistema penitenciario se colapsó en sus manos. Se consolidaron los monopolios. Dejo a la clase media en franco peligro de extinción. Duplico el precio de las gasolinas. Arrebató derechos y garantías de los trabajadores. Redujo aún más el débil poder adquisitivo de los mexicanos. ¿Así pensaba reconstruir el tejido social?

Calderón de todo culpa a estados y municipios. Si la responsabilidad del fracaso de su funesta administración dependía de los gobernadores y presidentes municipales, me pregunto: ¿Para qué queremos la figura presidencial y su altísimo costo?

Las conclusiones son de ustedes.

Anuncios

El petróleo y la oposición


Mientras tanto, el tema del petróleo se diluye en spots comerciales y programas de televisión que exhiben la pésima memoria y la poca dignidad del mexicano.

Finalmente nuestros representantes, los legisladores, emanados de una democracia, que pierde su significado cuando los ves levantar la mano en contra del pueblo que los eligió, volvieron a ignorarnos.

Las firmas que están recabando los partidos de “izquierda”, no son más que acciones de salón, que serán estériles, pues no tienen el respaldo de una oposición genuina.

Todos los partidos, sin excepción, son parte de la tripulación de un velero, que navega a una dirección preestablecida.

No es descalificando y criticando todo como se puede dignificar una oposición, sino con propuestas serias, y canalizando la fuerza de la voluntad ciudadana, para cristalizar un bien común.

Es cierto que Pemex en México se convirtió en el blasón de la corrupción y el dispendio; también es cierto que Pemex era sinónimo de pésima administración. Pemex era producto del saqueo indiscriminado, criminales de todos los calibres hacían negocios con un bien nacional. Los principales responsables de que Pemex fuera todo lo anterior expuesto y mucho más, fueron los políticos, los mismos que ahora proponen que vengan inversionistas para hacer de Pemex lo que ellos no fueron capaces de hacer.

¡Pero no veo en la cárcel a ningún político! ¿Ó será que todas esas atrocidades se permitieron para consentir esta nueva Reforma Energética? Pareciera ser que la riqueza, la libertad y la inmunidad fue el obsequio para todos ellos. Los responsables.

Desde los 90’s ya había voces hartas de los prepotentes abusos de Pemex, que hubieran querido que existiera competencia para la firma petrolera mexicana e irse a hacer negocio con ellos, eso también es cierto.

Los inversionistas extranjeros no vienen a arriesgar nada; tampoco a hacer caridad; vienen a hacer negocio.

El petróleo y los hidrocarburos en México, serán parte de una próspera industria, donde los principales beneficiados, serán los inversionistas extranjeros.

Deberíamos de recabar firmas para exigir que las mejores oportunidades derivadas de esta reforma, sean otorgadas de manera equitativa, proponer mecanismos que se traduzcan en realidades, para que los mexicanos comunes podamos participar del festín.

IMG_2757.JPG

El petróleo, la minería y la “Casualidad”


Ahora resulta que el atentado contra el avión Malasio en Ucrania fue por parte de los “terroristas” y el caritativo Barack Obama, el Nobel de La Paz anuncia su desinteresada ayuda.

¿Casualidad? Ucrania es paso obligado de oleoductos y rico en Gas shale. EEUU pretende confrontar a Ucrania y Rusia para que el segundo retire el apoyo a los ucranianos y así se pueda concretar la invasión yanqui expulsando a los rusos.

Israel no cesa sus crueles ataques al pueblo palestino y tal parece que nadie detendrá el exterminio.

¿Casualidad? Resulta que el mayor pozo petrolero descubierto por Israel pertenece a palestina y esta precisamente en la lacerada franja de Gaza.

La “guerra civil” en Siria, se ha recrudecido debido al misterioso y sofisticado armamento con que cuentan los comandos de los rebeldes.

¿Casualidad? Siria significa el control del petróleo de la zona, sus oleoductos son muy ajenos a los intereses de EEUU. “Rusia podrá buscar petróleo y gas en aguas territoriales sirias durante los próximos 25 años”. (El País)

La “guerra del golfo” y la operación desierto sobre el territorio de Irak, fue la vía más rápida para que EEUU invadiera el país con pretextos inverosímiles como lo fue la dictadura de Hussein, y las inexistentes armas químicas.

¿Casualidad? La producción de petróleo de Irak en 1980 había alcanzado ya el nivel de 3,5 millones de barriles por día.

Si bien es cierto que la criminalidad no excluye a ningún país latinoamericano, los últimos conflictos violentos de Venezuela corresponden a la clara intención del imperio de imponer su “democracia”.

¿Casualidad? Venezuela cuenta con una de las mayores reservas petrolíferas del mundo.

En México “La guerra contra el narco ” más bien parece una guerra civil con grandes similitudes a los conflictos del Oriente Medio. Ya hay grandes zonas donde el poder de facto está en manos de criminales narcos, ó lo que en otras latitudes son llamados rebeldes que finalmente son lo mismo, pues son los que representan un franco “reto” al estado, en este caso el mexicano.

¿Casualidad? Resulta que la zona de mayor violencia y fuera del “control” del estado mexicano, es precisamente la cuenca de Burgos, el gigantesco yacimiento de Gas Shale, que incluye los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila. Un dato curioso es que necesitarán millones de metros cúbicos de agua para explotar dichos yacimientos de gas por medio del pernicioso Fracking, y es en Allende, Coahuila donde los abundantes manantiales de agua están casi a flor de tierra. También es en Allende, Coahuila donde han desaparecido de la manera más cruel y sanguinaria cientos de personas “involucradas” en el narco.

¿Otra casualidad? Michoacán tiene una incalculable riqueza mineral; Guerrero es también un estado con abundantes recursos minerales, lo mismo que los estados de Morelos, Zacatecas, Durango y Chihuahua.

El Golfo de México, desde La frontera con Matamoros, Tamaulipas a Campeche cuenta con una incalculable riqueza petrolera.

¿Y será casualidad que en Yucatán también hay yacimientos de petróleo, que es este el último estado del golfo y que su capital se llama Mérida y que es precisamente como se llama el apoyo económico que “brinda” EEUU a México para ayudarlo a combatir al “crimen organizado”?

La brutalidad criminal en Guerrero. 43 normalistas desaparecidos, un estado incapaz de dar explicaciones satisfactorias y contundentes. Un presidente que menciona ya la palabra “barbarie”. El mensaje de terror que mandan al dejar un cuerpo sin vida y desollado, es para que nadie se meta a la zona a investigar nada, las consecuencias ya las saben.

Casualmente en Guerrero a una hora de Iguala, existe la mina de oro más grande de Latinoamérica.

Son muchas casualidades para los inducidos, pero también muchas pruebas fehacientes para los que vemos más allá de donde quieren que veamos, para afirmar que estas casualidades forman parte de una conspiración orquestada desde la cúpula imperial.

El cóctel Petróleo y Mineral, es más mortífero que cualquier peste que haya azotado al mundo.

Ustedes juzguen.

20140721-045610-17770634.jpg

IMG_3206-1.JPG

Tamaulipas y el tufo a energéticos.


Es escalofriante la indiferencia, la insensibilidad y el valemadrísmo de los mexicanos ante la brutal violencia que vivimos actualmente.

Ayer en las redes sociales, se hablo más de fútbol que del bombazo en un centro comercial de Reynosa y de los incendios intencionales en Tampico. Tamaulipas arde, desde el sur, centro, golfo y su frontera.

Hay versiones desde luego extraoficiales que aseguran se percibe un olor a trinitaminaciclotrimetileno (fuerte y maleable explosivo mejor conocido como C-4) en el atentado de ayer en Reynosa, Tamaulipas.

Esto me hace recordar la terrible explosión sucedida en Ciudad Juárez en julio del 2010, donde el gobierno federal de Calderón tuvo que fabricar culpables (especialidad de su funesto sexenio) a base de una cruel tortura. Noé Fuentes Chavira, Rogelio Amaya Martínez, Víctor Manuel Martínez Rentería, Gustavo Martínez Rentería y Ricardo Fernández Lomelí, quienes alcanzaron su libertad en la presente administración luego de practicarles el protocolo de Estambul, fueron sus inocentes víctimas. Finalmente, la realidad de este lamentable hecho, ¿quién fue? no se sabe.

¿Será diferente con lo sucedido ayer en Reynosa, donde el cruel ataque se ejecutó en un centro comercial, a donde concurren familias, una zona civil totalmente vulnerable?

¿Narcotraficantes que auto calientan sus plazas? ¿Para qué? ¿Es un franco reto al estado mexicano? ¿Para qué?

En mi particular opinión, la pasmosa escalada de violencia en Tamaulipas, sirve como marco a una nueva simulación por parte del gobierno federal, quién busca centrar la atención en el conflicto para justificar acciones en un futuro próximo, que no serían posibles instaurar en una entidad donde exista gobernabilidad, seguridad, paz social y estado de derecho.

Afortunadamente no estuve cerca para percibir el olor que dejan los explosivos; además de que no los sabría identificar por su miasma.

Pero lo que si puedo distinguir, es un estridente tufo a petróleo y gas shale.

20140516-072147.jpg

Otro mitin más…


¿Y los cercos que propone AMLO, servirán de marco en alusión a una democracia inexistente a la hora de entregar el petróleo a extranjeros?

La única certeza de los mítines de AMLO, es que dentro de muy poco tendremos otro partido político más.

¿Después de cuantos moños, mítines, apagones y cercos vamos a empezar a lamentar la privatización del petróleo?

Insisto, yo no digo que los mítines de AMLO sean estériles; son la oportuna válvula de escape a la presión social. Nada más.

20131202-091249.jpg

La MORENA de Andrés Manuel López Obrador, estuvo muy por encima del interés nacional que es detener las voraces reformas, que tienen a México en venta.

Finalmente, el movimiento de regeneración nacional, sucumbió ante la contaminación de la política mexicana, que es simular que se actúa por México, mientras se obedece a intereses muy distintos.

Ir a los mítines de AMLO, es como ir a votar, tu vas a elegir algo muy distinto a lo que finalmente resulta.

La base que se necesita para luchar en favor de los intereses de un país, no es un partido político, la base es una sociedad desesperada con sed de verdadera representación.

La guerra perdida


Michoacán es emblemático en la “guerra contra el narco” pues hace más de 6 años en el arranque de su espuriato, allí empezó la simulación el michoacano Felipe Calderón.

Ahora con más fuerza que nunca el crimen organizado en esa entidad, tiene el control total y el terror lo viven a diario nuestros hermanos en ese estado. Es la muestra de un inminente fracaso.

Una cosa es cierta: Si el gobierno en realidad hiciera un frente en contra de la delincuencia, esta estaría controlada. Pero no es así. Entre más violencia exista, más sometida se tiene a la sociedad.

¿Lavar dinero(http://m.cnnmexico.com/nacional/2011/12/04/la-dea-lava-dinero-de-los-carteles-de-la-droga-mexicanos-new-york-times) armar criminales (http://movil.informador.com.mx/mexico/2011/280401/6/operativo-rapido-y-furioso-se-aprobo-en-washington.htm) y transportar drogas es una estrategia anti-narco? Pues eso es lo que hacen los gobiernos de México y Estados Unidos.

No hay estrategia contra el crimen organizado, no existe tal. La encomienda desde USA es que la violencia se incrementé paulatinamente al grado que como en Michoacán se lleven a tu esposa e hijas para abusar de ellas sexualmente y si denuncias, te asesinan a ti y a toda tu familia y te dejan la denuncia echa pedazos, como macabra advertencia. Esa es la encomienda, exhibir un estado rebasado, incapaz de garantizar la mínima seguridad.

Todas las instituciones del gobierno en todos los niveles están infiltradas por el crimen organizado, pero con la complacencia de las mismas. El asesinato del vicealmirante Carlos Miguel Salazar Gramonet y el segundo maestre Ricardo Francisco Hernández Mercado ayer en Churintzio, Michoacán, muestra la vulnerabilidad del estado mexicano.

¿Qué sigue? Más violencia. Dentro de un par de meses, saldrá la gendarmería nacional a enfrentar “con todo” a los criminales, y entonces ciertas zonas del país, se volverán un verdadero campo de batalla, más sin embargo los criminales no se debilitarán, sino al contrario se fortalecerán al grado que se permitirá la inminente entrada de las fuerzas armadas estadounidenses para controlar la situación y así estará justificada su anhelante invasión en nuestro país.

La guerra contra el narcotráfico en México, es tan real como las armas químicas que nunca existieron en Irak. El petróleo y no el narcotráfico, es el verdadero motivo de este terror que instauro Felipe Calderón, para terminar de entregar nuestro petróleo junto con nuestra soberanía.

La ignorancia, la sumisión, la indiferencia, la falta de capacidad de asombro, han sido ingredientes que la sociedad a puesto al servicio de la política corrupta que gesta a favor de los intereses extranjeros y que nos esta llevando a un franco estado policial.

EU, siempre ha sido capaz de sacrificar vidas hasta de sus ciudadanos civiles, para lograr sus objetivos económicos y seguir apoderándose del control mundial. El 11 de septiembre del 2001 es la mejor muestra de lo que son capaces.

Michoacán pues, es el escenario de como se crea un conflicto por encomienda y auspicio de EU.

Una vergüenza nuestros gobernantes que nos traicionan por servir a los intereses de otra nación.