Todos contra Delfina Gómez.


Rina, la moderadora, con su introducción a los temas, me da la impresión de que fortalece al PRI, esto no es otra cosa, que la mano del Gobierno, dentro del proceso electoral. 

Juan Zepeda, ha mejorado en el discurso, pero carece de ideas propias, trata de impresionar, pero lo suyo es retórica. Me quedo con la frase: “Caballo que alcanza, gana” me recordó al precandidato del PAN a la presidencia de la República en 2006, Alberto Cárdenas Jiménez. Esto nos dice, que el PRD se homóloga con la ultraderecha, y deja en claro que no es un partido de izquierda. 

Alfredo del Mazo, con la eterna retórica priísta, y sus números a favor, mintiendo sistemáticamente trata de engañar de nueva cuenta, para condenar a los mexiquenses a los mismos males que han padecido desde siempre. A falta de credibilidad y propuesta, tiene recurrir reiteradamente a la amenaza, para fortalecer el miedo al cambio, por parte de los ciudadanos. 

Josefina Vázquez Mota, especialista en lucrar con un mal que ellos mismos han fomentado: la inseguridad. La historia inmediata, nos deja en claro, que el PAN, ha superado al PRI, pero en sus peores prácticas. 

Delfina Gómez, trabaja y expone problemas reales, pues su propuesta es el reflejo de las inquietudes de los ciudadanos, ya que las bases del partido que representa, son sociales. Evidentemente, Delfina, no es una oradora del nivel de Vázquez Mota, de Del Mazo, de Zepeda, pero sin embargo transmite más que los demás candidatos, incluso que Teresa Castell, que se siente superior por su condición de independiente. 

Óscar González, el candidato del PT, parece que no tiene idea de lo que sería como gobernador. Deja en claro que su mejor intención, es dividir, para debilitar a la candidata de MORENA, y cree que lo logra, y para él, ese sería su triunfo. 

Algo que tienen en común todos los candidatos (excepto Delfina Gómez), y que es el blanco de todos sus ataques, se llama: Delfina Gómez y su partido, MORENA. 

Para cerrar, quiero dejar en claro, que en una verdadera democracia, no hay perdedores, porque se supone que la que gana siempre, es la voluntad del pueblo, para el pueblo. 

Feminicidos. Móvil: ser mujer 


El hecho de que ha una persona, le arrebaten la vida por cualquiera de estas situaciones es aberrante. 
Le gustaba tomar 

Salía de noche 

Vestía muy provocativo 

Salió sólo 

No obedeció a su pareja 

Se fue a divertir 

Tenía amigas locas

Iba caminando por una calle sólo 

Tuvo relaciones sexuales con otro 

Provocaba pasiones en Facebook

Por Puta 

Era muy rebelde 

Se sentía muy chingona 

Me gustaba y no me hizo caso 

No me entendió 

Por bonita

Por fea

Estaba re buena 

Porque la amaba 

Porque no quiso coger conmigo 

Porque aquí mando yo 
Y así… Por situaciones tan absurdas como las anteriores, seres humanos terminan siendo asesinados, de las maneras más brutales. 
¿Cuál sería aquí la diferencia?
Yo, en lo particular, no veo ninguna. Que alguien le quite la vida a otra persona y argumente cualquiera de las anteriores situaciones, tiene una afección psicosocial, grave, y esa no es una enfermedad que justifique nada, es un problema que nadie quiere atender. 
No hay diferencias… pero, hay un “móvil” para que un ser humano sea asesinado por situaciones, que insisto son absurdas: SER MUJER. 
¡Qué vergüenza!

La crisis mental de los mexicanos. 


Nuestra crisis mental. 
Las crisis son un fenómeno negativo,  social inestable y peligroso. 
En México, los “logros” de las políticas económicas, no alcanzan más que a reflejarse en los bolsillos de los más ricos, de los políticos y sus funcionarios. 
Un país con casi la mitad de su población en situación de pobreza, es un país en crisis. 
Un país que se encuentra en la lista de los cinco países con mayor desigualdad, es un país en crisis. 
Un país que en los últimos 25 años, no a mejorado el ingreso de las familias, es un país en crisis. 
Un país con el 12% de su población en pobreza extrema, es un país en crisis. 
Un país con casi 2 millones de niños abandonados, que es el segundo país de Latinoamérica en ese rubro, es un país en crisis. 
Un país donde 23 personas mueren por desnutrición al día, (literalmente morir de hambre) es un país en crisis. 
Un país con una ciudad como Juárez, en Chihuahua, con 15 mil niños huérfanos por la guerra contra el narco, y abandonados por el gobierno, es un país en crisis. 
Un país con más de 3 millones de adictos a las drogas, es un país en crisis. 
Un país con más de 250 mil muertos por el crimen organizado, y 30 mil desaparecidos, con cientos de fosas clandestinas, donde desaparecen 43 estudiantes en medio de policías municipales, estatales, federales y militares, y donde todavía no se sabe donde están, es un país en crisis. 
Un país con el número de violaciones a los derechos humanos, que nos sitúa como el número 1 de Latinoamérica, donde la tortura y las ejecuciones extrajudiciales es la constante, es un país en crisis. 
Un país representado por un presidente envuelto en un escándalo de conflicto de intereses, y que además reconoce a la corrupción como un arraigo cultural, es un país en crisis. 
Un país que aparece en la misma lista que Afganistán que es el país más peligroso del mundo, seguido de Guatemala, México, Iraq y Siria, es un país en crisis. 
Un país que es el quinto más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, y el número uno en Latinoamérica, un país donde todos los hilos criminales conducen a la política, e intentan callar la verdad matando periodistas, es un país en crisis. 
Un país que invierte más en partidos políticos, gasto militar, burocracia, propaganda mediática, que en educación y cultura, es un país en crisis. 
Un país donde el 57% encuentra su subsistencia en la informalidad, es un país en crisis. 
Un país, donde el presidente nacional, no se pronuncia por el cruel y cobarde asesinato de una periodista, un país que prefiere ocultar la realidad, y responsabilizar a la mente de los ciudadanos, créanme: es un país en crisis. 
Imagen: El Universal 

Así se mata a la verdad


Desde Fráncfort, uno de los cinco  asentamientos urbanos más grandes de Alemania, se controla la red de espionaje digital más grande y precisa del mundo, tecnología al servicio de la CIA, (Agencia Central de Inteligencia) 
Los más expertos hackers cibernéticos, vulneran desde un iPhone, pasando por todas sus presentaciones, hasta una Mac de escritorio. Los sistemas operativos Android, también son vigilados, Windows forma parte de la lista, incluso hasta los televisores más modernos, son instrumentos de espionaje, y vigilan desde la sala de tu casa, hasta la intimidad de tu alcoba. 
El ojo que todo lo ve, es una realidad. 
La Central de Inteligencia, es como el departamento de seguridad de una gran empresa, que vigila con la más alta tecnología, hasta el más mínimo movimiento de la empresa, incluso en lo que tenga apariencia de inerte, si existe la más leve sospecha, es vigilado segundo a segundo. 
Así pues, como el dueño de una empresa tiene el derecho de implementar los sistemas de seguridad que considere pertinentes, los que se ostentan como dueños del mundo, nos vigilan, con tecnología inimaginable, y hasta la más minúscula amenaza, es analizada y estudiada hasta descartar cualquier posibilidad del menor contratiempo para sus planes. 
La CIA, actúa por encima de todo tratado internacional, de toda organización, de todo derecho humano; la ética no es una de las virtudes de la Agencia Central de Inteligencia. 
La estructura de la Agencia de Inteligencia estadounidense, funciona como una organización criminal: 
Crean una necesidad al margen de la ley. Esa necesidad, atrae de manera natural a mercenarios que la cubran, entonces, ya existe una ley de mercado como en todo sistema capitalista: oferta y demanda. 
Ante tal situación generada al margen de la ley, surge otra necesidad para que esto pueda seguir funcionando, corromper a las autoridades. Estas autoridades, son administradas por un gobierno, y para que las instituciones se conviertan en parte del engranaje criminal, recurren a la infiltración. 
Ya está listo el conflicto, y todos los hilos criminales, son movidos desde muy arriba, más allá incluso del ejecutivo que representa a la nación. 
Ahora, hay que mantener esos hilos en modo invisible, para que la mayoría de la sociedad no se de cuenta de la complicidad que hay entre criminales, funcionarios, políticos y los inversionistas más poderosos del mundo, ellos deben de continuar como modelos de éxito, hombres justos y de naturaleza filantrópica, preocupados por el bienestar mundial. 
La mayoría de medios de comunicación, son propiedad de la élite, creadora de la CIA. Por tal motivo los rotativos, canales de televisión y de radio, se convierten en la única ventana a través de la cual, se tiene la obligación de ver la realidad. El periodismo entonces, se vuelve un gran negocio por el poder que tiene; muchos dejan de lado la ética y los valores, por las jugosas ganancias, (que además, si no se salen del guión, les garantiza plena seguridad a su integridad física). 
Otro actor determinante para que esto funcione, es la religión. Crean las suficientes para que se adapten a diferentes puntos de vista, pero siempre existirán algunas que sobresalen, y luchan con las demás, para velar por sus intereses, pues la fe de los seres humanos en algo que les dé esperanza, se vuelve una letra de cambio. 
Económica, política y religiosamente, la situación está casi controlada. Pero hay algo sumamente importante: la educación. 
Se crean sistemas educativos que desde la infancia dobleguen el espíritu de los niños, para que se adapten de manera dócil al sistema. Les enseñan a pensar sólo en lo que ellos indican, cualquier pensamiento diferente, es señal de desequilibrio mental. Hay un sin fin de especialidades, pero todas después de concluir sus estudios superiores, son propiedad del sistema, y el único motivo de su vocación, es ganar dinero. 
De esta manera, se controla todo. Llega el financiamiento, las inversiones, los representantes sociales se convierten en gestores del capital, y se extrae la riqueza. 
La armonía de estas naciones, depende de que no se subleven, de que lo ilegal funcione a la sombra de la legalidad. 
Los conflictos creados de la CIA, son fuego, que ellos simulan atacar con apoyos económicos y militares, que terminan suprimiendo los derechos y violando la soberanía de las naciones. 
El crimen no debe desaparecer, es el arnés que mantiene el control. Si este se ve amenazado, harán todo lo necesario para que no se intervenga. El suministro del paralizador miedo, es por medio del terror: la guerra, la violencia, el crimen y la muerte, es el látigo que flagela a las sociedades y las mantiene arrinconadas. 
Si un activista, un periodista, luchador social o político insurrecto, tiene la capacidad de desvelar los invisibles hilos que evidencian la complicidad del crimen y la política, es un potencial enemigo del sistema, y si no cede por medio de la coacción o las amenazas, este no tiene mayores posibilidades que desaparecer, ser encarcelado o muerto. 
De tal manera, desde Fráncfort, se crea un perfil con toda la información de la víctima; se analiza el tratamiento meticulosamente en EEUU, y se genera una estrategia para eliminar la conminación. 
Esta orden, llega al país donde está el objetivo, nunca se pierde de vista. Si se aparta de dispositivos electrónicos, por medio de instituciones policiales, se sigue vigilando, y si el objetivo marcado está destinado a morir o desaparecer, la ejecución de este acto, se lleva a cabo por la red criminal, que cuenta con información privilegiada, incluso más precisa que la de las instituciones gubernamentales de seguridad. 
Así es como terminan quienes enfrentan al monstruo de mil cabezas; el mítico Big Brother, y su perverso ojo que todo lo ve, es inexorable, lo que no es, es ficción: existe. 

Imagen de un dólar. 

Todos somos hijos de… Carlos Slim. 


La red de fibra óptica más importante de mi país, y al mismo tiempo de Latinoamérica, es propiedad de Carlos Slim. 
La red de carreteras de cuota mas importantes de mi país, es propiedad de Carlos Slim. 
El petróleo de mi país, es extraído por empresas que son propiedad de Carlos Slim. 
Los mejores centros comerciales de mi país, son propiedad de Carlos Slim. 
La minería recurso natural y riqueza de mi país, es también parte de los negocios de Carlos Slim. 
Uno de los grupos financieros y bursátiles mas poderosos de mi país, capaz de proporcionar pólizas de seguros a Pemex, es propiedad de Carlos Slim. 
Una de las productoras mas importantes de cine y televisión de mi país, es propiedad de Carlos Slim. 
Reflexiono… 
¿Por qué decimos: mí país? 

¿A caso nos pertenece algo? 

¿Quienes son los dueños? 
Quizás, Juan Rulfo, a manera de visión, creo un personaje como Pedro Páramo, entre los muertos. Porque ahora, la mayoría, somos hijos de Carlos Slim Helú, en un país, también donde la muerte, es protagonista.

Lo que nunca dijo Felipe Calderón, de su absurda “guerra contra el narco” 


Voy a enfrentar el narcotráfico, y el crimen organizado de manera integral. 
Empezaré por hacer más prisiones federales, para evitar la corrupción y el hacinamiento en los penales estatales y municipales. Vamos a convertir estos centros, en verdaderos lugares de rehabilitación e inserción a una sociedad donde existan oportunidades para todos. 
Depurare los ministerios públicos federales, y estaré proporcionando constantemente recursos para la capacitación y actualización de sus miembros; las investigaciones por parte de la policía ministerial, serán claves para el desmantelamiento de la estructura criminal. 
Dignificare las instituciones policiacas, exigiré un trabajo a la altura del grave problema de inseguridad a estados y municipios, quienes no den resultados positivos, se irán, quienes se corrompan, serán juzgados sin excepción. Además creare un programa para profesionalizar todos los cuerpos policiacos del país. 
Empezaré por investigar las fortunas inexplicables de quienes han sido y son funcionarios públicos. Ya que es ahí donde se gesta el cancer criminal que permea a todo el país.
Fortaleceré es sistema de salud pública, para que tenga la capacidad de atender y sobre todo prevenir las adicciones en la juventud. De manera integral, habrá una constante campaña para la prevención del consumo de drogas. 
No trabajaré conjuntamente con EEUU, puesto que la historia nos deja claro que lejos de erradicar el narco en los países en los que intervienen, lo agudizan. Nuestro frente será en total autonomía, ya que somos una nación independiente y nuestra soberanía nos obliga a solucionar nuestros propios problemas. Las fuerzas armadas, solo estarán como apoyo de las instrucciones de seguridad estatales y municipales, pero no tendrán atribuciones policiacas. Nuestro ejército estará para salvaguardar nuestras fronteras y evitar el contrabando de armas. En esa labor se le exigirá al gobierno de Estados Unidos, acciones conjuntas, pero cada quien en su territorio. 
Las inversiones internacionales se harán en las zonas de mayor conflicto; en las fronteras olvidadas, por donde cruza la droga, porque en muchos de los casos, la única actividad económica que tienen para sobrevivir, se las ofrece el crimen organizado. 
Los derechos y garantías de los mexicanos, serán precisamente la garantía de que el estado de derecho sea el común denominador de este frente contra el crimen. No vamos a criminalizar a toda una nación, porque los mexicanos, la aplastante mayoría, somos gente de trabajo y de paz. 
Duplicaré el presupuesto de la educación pública digna y de calidad en todos los rincones del país. No permitiremos que nadie lucre con esta noble e importante labor de educar a los mexicanos. Promoveré la lectura como nunca antes. En cada colonia tiene que haber una biblioteca. Ningún niño estará expuesto en la calle trabajando, la niñez en su totalidad estará en la escuela, ese es su lugar. En México, vamos a preparar a los niños, como los futuros administradores de nuestros recursos, como directores de nuestras empresas, no como los obreros, o la servidumbre de los extranjeros. México tendrá siempre una oportunidad y será un ejemplo para nuestros hermanos latinoamericanos. 
Se acabaran los derroches en comunicación social, no habrá concesiones ni privilegios para ningún medio de comunicación. El derecho a la información, es un derecho que no admite negociaciones ocultas. 
No habrá persecuciones políticas, pero hasta donde las leyes nos lo permitan, se actuará de forma expedita, contra funcionarios del pasado que permitieron este clima de violencia en nuestro país. Porque la omisión también merece castigo, ante la obligación constitucional de garantizar la paz social. 
— Esto, no lo dijo mucho menos lo hizo, nunca jamás ningún político mexicano, ni siquiera el asesino de Felipe Calderón, que uso al narco para legitimarse. 

Papeles de Panamá, ¿un escándalo más para México? 


La política y la farándula cada vez tienen más similitudes, cada vez interactúan más entre sí. 
El escándalo: “Los papeles de Panamá” no destapa nada que no se supiera, cuando menos en nuestro querido México: políticos corruptos. Este trabajo periodístico señala con precisión y además documenta con pruebas contundentes a quienes no sólo evaden al fisco, sino a la justicia y a la que se supone debiera ser la “inteligencia financiera” de nuestra expoliada nación. 
En otros países, esta revelación seguramente tendrá consecuencias y graves para los políticos involucrados; muy probablemente causará la dimisión de quienes ostenten encumbrados puestos políticos. 
Pero… ¿qué pasará aquí en México? 
Los políticos mexicanos son hábiles en difuminar acusaciones en su contra. Si apelamos a la lógica mexicana, no pasará de ser lo que ahora es: un escándalo. 
Estamos tan acostumbrados a los escándalos de los políticos y somos tan aficionados a consumir este tipo de ediciones periodísticas de barahúnda política y farandulera, que lo hacemos hasta como pasatiempo. 
Debiéramos de reaccionar de diferente manera, esa es nuestra obligación como ciudadanos responsables e indignados con este tipo de prácticas corruptas que no cesan de hacernos un grave daño que para nadie es ya imperceptible. 
El estar realmente informado lo primero que crea es conciencia, no morbo. 
La evasión fiscal no es cualquier delito, es: el vehículo que arrebata ilegalmente los recursos sociales para terminar en el 1 % de de la población, donde se concentra la riqueza mundial. 
¿Hasta cuándo?